Factores que afectan a la fertilidad de la mujer

La infertilidad es una enfermedad multifactorial y podemos clasificar sus causas en:

Edad: La edad es el factor más importante relacionado con la baja reserva ovárica (capacidad de los ovarios para producir óvulos) y la fertilidad. La cantidad de ovocitos está condicionada desde el nacimiento y al llegar a los 37 años desciende de forma acentuada. Por lo tanto, con el paso de los años la cantidad y la calidad de estos óvulos disminuye.

Problemas hormonales: El estrés, las emociones, la alimentación y el sedentarismo, entre otros, pueden impactar y generar cambios en el sistema hormonal provocando problemas en la ovulación. Uno de los casos más conocidos es el Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP). El SOP cursa con resistencia a la insulina considerándose un estado pre-diabético. Llevar a cabo un estilo de vida saludable ayuda a controlar la resistencia a la insulina, mejorando el funcionamiento de los ovarios. Como el SOP aumenta el nivel de glucosa en sangre, puede ser útil que las embarazadas con el síndrome se hagan pruebas de diabetes gestacionalantes de lo que normalmente se prescribe.

Endometriosis: Consiste en la migración de tejido endometrial del útero a otra parte del cuerpo pudiendo comprometer el desarrollo folicular, la ovulación, el desarrollo embrionario y la implantación, ocasionando dolor e inflamación. Para disminuir los síntomas se aconseja potenciar el consumo de alimentos antiinflamatorios (pescado azul, frutos secos, frutas, verduras, especias, etc…). En este artículo te contamos más sobre la dieta adecuada para la endometriosis.

Virus del papiloma (VPH): En gran parte de los casos el propio sistema inmunológico es capaz de superar la infección del VPH. Aunque el virus puede afectar a la movilidad espermática en el caso de los hombres y alteraciones en el cuello del útero en la mujer, no hay muchos estudios que relacionen el VPH con problemas de fertilidad.

Baja reserva ovárica: Mujeres jóvenes también pueden tener baja reserva ovárica. Puede ser debido a intervenciones quirúrgicas en el ovario, problemas inmunológicos como la tiroiditis autoinmune, tratamientos de quimioterapia o incluso ser una causa hereditaria.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

5 × 4 =