Una mayor tasa de éxito en las fecundaciones in vitro

Investigadores de la Universidad de Gotemburgo (Suecia) han realizado un hallazgo que podría aumentar la tasa de éxito de la fecundación in vitro (FIV), proceso consistente en que un óvulo sea fecundado por un espermatozoide fuera del organismo.

Se calcula que en 2009 se administraron 500 000 tratamientos de FIV en Europa. Por desgracia, el éxito del tratamiento no está garantizado y, en caso de fracasar, muchas mujeres se ven obligadas a esperar un largo tiempo para poder volver a intentarlo. Ahora un equipo científico sueco ha realizado un descubrimiento esperanzador: una sustancia química concreta que puede favorecer la maduración de óvulos pequeños para que se conviertan en óvulos sanos y maduros, proceso este que podría poner al alcance de más gente un tratamiento de FIV eficaz. Los resultados del trabajo se han publicado en la revista PLoS ONE.

Una de las consecuencias frecuentes del tratamiento con radioterapia y quimioterapia contra el cáncer es la muerte de los óvulos y la consiguiente incapacidad para tener descendencia. Muchas mujeres, y no sólo las que se someten a dichos tratamientos, optan por congelar sus óvulos o incluso sus embriones, si bien esta opción sólo se autoriza una vez alcanzada la pubertad.

Una alternativa más eficaz para conservar la fertilidad consiste en congelar secciones de tejido ovárico que contengan óvulos pequeños e inmaduros. Después esos óvulos se pueden madurar para su posterior uso en un tratamiento de FIV. Lamentablemente, en la actualidad no hay forma de madurar óvulos pequeños en un entorno artificial y fuera del organismo.

Ahora un grupo de investigación de la Universidad de Gotemburgo dirigido por el profesor Kui Liu podría haber hallado una solución. En concreto han descubierto que cierta sustancia química que inhibe la molécula PTEN es capaz de favorecer la maduración de óvulos pequeños para obtener óvulos sanos y maduros.

Los investigadores trabajaron con ratones y consiguieron que nacieran cinco crías sanas a partir de óvulos madurados con este inhibidor de PTEN. Estos resultados se basan en otros anteriores publicados en Science por el mismo equipo en los que se mantiene que PTEN es una molécula que inhibe el desarrollo del óvulo.

«Este descubrimiento viene a demostrar que existen posibilidades reales de emplear inhibidores de PTEN para activar óvulos pequeños en un tubo de ensayo», declaró Kui Liu, profesor en el Departamento de Química y Biología Molecular de la Universidad de Gotemburgo. «Se trata de una técnica extremadamente valiosa para aquellas mujeres en cuyos ovarios hay únicamente óvulos pequeños y para las que no sirve la técnica de FIV actual», añadió.

Su grupo de investigación ha conseguido demostrar que con un tratamiento breve con el inhibidor de PTEN se puede promover el desarrollo de óvulos pequeños y obtener gran cantidad de óvulos maduros. Sus resultados indican también la posibilidad de que nazcan bebés sanos a partir de óvulos tratados mediante FIV. Las crías de ratón no sólo nacieron fértiles; tampoco presentaron signo ni síntoma alguno de enfermedad crónica a la edad de quince meses, lo que equivale a setenta años del ser humano.

El profesor Kui Liu manifestó su orgullo por la labor realizada por su equipo, especializado en el estudio de mecanismos moleculares que influyen en el desarrollo de las células reproductoras femeninas. Su ambición última es conseguir que este método sirva de ayuda para las mujeres. «Confiamos en que este método se pueda aplicar clínicamente en un plazo de entre cinco y diez años», concluyó esperanzado.

[Fecha: 2012-09-27]

Para más información, consulte:

Universidad de Gotemburgo:
http://www.gu.se/english

PLoS ONE:
http://www.plosone.org/home.action

Publicado en el Servicio de Información Comunitario sobre investigación y Desarrollo de la Unión Europea CORDIS

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

13 − 11 =