Un nuevo tipo de células madre permite estudiar los embriones humanos más fácil

Un nuevo tipo de células madre permite estudiar los embriones humanos más fácil
Un nuevo tipo de células madre permite estudiar los embriones humanos más fácil

Los científicos han descubierto un nuevo tipo de células madre, las cuales pueden convertirse en cualquier tipo de tejido del cuerpo humano, esto puede hacer que la investigación sobre los estados de células embrionarias tempranas sea más fácil, y podría dar lugar a nuevas oportunidades de investigación para los trastornos del desarrollo.

Las nuevas células madre embrionarias humanas fueron inyectadas en embriones de ratones en el laboratorio, lo que condujo a obtener diferentes tejidos en fase inicial después de 36 horas, de acuerdo con el artículo publicado en la revista Nature.

Lo anterior podría permitir a los científicos estudiar mejor los trastornos del desarrollo en sus primeras etapas y “además tener enormes implicaciones en la medicina regenerativa”, dice el autor del estudio, Juan Carlos Izpisúa Belmonte. Con las mejoras en la tecnología, puede ser posible generar células humanas, tejidos y órganos en otras especies, que luego puedan ser utilizadas en trasplantes. “Por supuesto, las implicaciones éticas detrás de la creación de una quimera humano-animal con el propósito de obtener tejidos y órganos humanos para salvar vidas de millones deben ser evaluados cuidadosamente”, expresó Izpisúa.

Esta no es la primera vez que las células humanas se han integrado en un embrión de un ratón. En 2006, los científicos inyectaron células madre embrionarias humanas en un ratón y dejaron que las células se desarrollaran durante unos días; las células humanas contribuyeron un poco. Otro experimento similar fue publicado por Nature en 2013,  y muestra también algunas contribuciones de células humanas. Pero el periódico de hoy es el único que ha determinado que las células humanas crearon las tres capas germinales de células – lo que sugiere que estas células pueden producir todos los tipos de células en el cuerpo.

Durante los últimos años, los científicos han reconocido diferentes tipos de células madre, entre ellas las pluripotentes, las que producen todos los tipos de células del cuerpo. En los seres vivos, estos estados pluripotentes no duran mucho; son solamente alrededor en las primeras etapas de desarrollo.

“Al principio, miré esto como algo bueno, muy bueno, tenemos un nuevo estado pluripotente”, dice Kathrin Plath, profesor en el Centro Amplio de la UCLA. “Cuando llegué a los datos de primates, eso era lo que me hizo entusiasmados con el papel. El problema para mí eran los datos humanos.”

Anteriormente los científicos han obtenido células madre pluripotentes a partir de estructuras que contienen células agrupadas que con el tiempo se convierten en el embrión, llamados blastocistos o embriones después de la implantación temprana. Estos necesitan ser cultivados en el laboratorio, muestran diferentes características moleculares y se comportan claramente cuando son inyectados de nuevo en blastocistos de acogida.

Un aspecto desconcertante sobre estas células ha sido que el ratón y células madre de embriones humanos se comportan de manera muy diferente, a pesar de que están derivados de una etapa en el desarrollo que parece ser “razonablemente equivalente”, dice Uta Grieshammer,  científica del Instituto de California para la Medicina Regenerativa.

Eso puede ser porque esos estados no son tan similares. Las células madre embrionarias del ratón se consideran “ingenuas”, lo que significa que cuando se les inyectan en un blastocito que no puede hacer que el tejido embrionario, todo un resultado de ratón.

El uso de ratones hizo que esta técnica se conociera como quimeras; contienen tipos de células a partir de células genéticamente distintas. (Las quimeras se producen de forma natural, así, si usted tiene un amigo con diferentes colores los ojos, una quimera es que esa persona tuvo gemelos que se fusionaron en el útero).

Las quimeras de ratón han sido cruciales para explorar cómo los genes específicos funcionan en el cuerpo. Los científicos insertan fragmentos de ADN en las células madre embrionarias de ratón para crear “ratones knockout” ratones que carecen de un gen específico o conjunto de genes. Esto permitió una mejor modelización de enfermedades humanas en ratones, lo que lleva a los avances médicos. En 2007, un equipo de investigadores ganó el Premio Nobel por ser pionero en el ratón knockout.

Pero las células madre de embriones humanos no son tan flexibles como las células de ratón, y la técnica probablemente no funcionaría en las personas. Las pruebas genéticas de las células madre de embriones humanos sugieren que se asemejan a las células madre derivadas de embriones de ratón de etapa posterior, llamadas células madre del epiblasto, dice Grieshammer. “No es perfecto, y hay algunas excepciones, pero esa es la sensación general en el campo”.

Los estudios en otros primates sugieren que el problema no se limita a las células madre humanas. En 2012, un grupo de investigadores de la Oregon Health and Science University encontraron que era imposible crear monos quiméricos mediante la inyección de células madre embrionarias en un embrión de acogida. Estamos mucho más estrechamente relacionados con los monos que con los ratones, por lo que el estudio puede significar que las células madre no pueden contribuir a quimeras mono porque las células son ya demasiado avanzadas.

Hasta ahora, los estudios de quimeras humano-ratón sólo han mirado  el valor de desarrollo de unos días. Pero el nuevo estado pluripotente puede ayudar a tener enfoques más radicales en la creación de quimeras, dice Grieshammer. En 2010, los investigadores crearon un ratón con un páncreas de rata. Utilizaron tecnología de nocaut para evitar que el ratón desde la creación de su propio páncreas, y se inyecta el embrión con células madre de ratas en su lugar, lo que generó el órgano. La estructura del páncreas creado con este método fue la rata y parte del ratón, los investigadores encontraron. Es posible imaginar animales quiméricos, como cerdos, que podría albergar órganos humanos para su uso en trasplantes. Pero eso es el momento en el futuro expresó Izpisúa Belmonte.

Fuente: www.theverge.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

1 × dos =