Tiroides, fertilidad y aborto

Tanto en el caso del hombre como de la mujer, la glándula tiroides tiene una marcada relación sobre las funciones que cumple el sistema reproductivo. Puntualmente en las mujeres repercute directamente sobre las acciones de los ovarios y en los hombres en las funciones testiculares y reproductivas.

Se calcula que alrededor de un 40% de mujeres con enfermedades como el hipotiroidismo en su vida fértil presentan alteraciones en su ciclo menstrual. Estos trastornos pueden ser muy variados, desde una irregularidad en el tiempo que demora en venir la regla, el tiempo que dura la misma, o la cantidad de sangrado, dado que frente a la enfermedad de hipotiroidismo se altera el ciclo de ovulación femenino y esto en muchos casos puede disminuir la fertilidad.

Por el contrario en el hipertiroidismo la fertilidad no se altera, pero debe ser tratada correctamente si una mujer busca quedar en embarazo, ya que puede implicar severos trastornos tanto para la madre como para el feto.

Aquellas mujeres que presentan una enfermedad tiroidea autoinmune, ya sea hipo o hipertiroidismo deben tener presente realizar las consultas y los tratamientos pertinentes en caso de buscar un embarazo, ya que hay una estrecha relación de la enfermedad con la pérdida gestacional durante los primeros meses. Muchas veces aún cuando el hipo e hipertiroidismo está bien tratados se requieren de controles  endocrinológicos adecuados para evitar en la mujer la posibilidad de un aborto espontáneo. No dudéis en consultar con vuestro médico de confianza.

Andrea Gabriela

Publicado en Bienestar Natural

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Trece − 3 =