Terapia con semillas para cáncer prostático daña la fertilidad

03/02/2012

Por Amy Norton

NUEVA YORK (Reuters Health) – Un estudio pequeño sugiere que las semillas radiactivas que a veces se utilizan para tratar el cáncer de próstata inicial dañarían de manera generalizada el ADN del semen, lo que sería suficiente como para causar infertilidad, y los hombres deberían saberlo antes de recibir el tratamiento, indicaron expertos.

Conocido como braquiterapia, el procedimiento consiste en la implantación en la glándula prostática de semillas que emiten radiación para matar las células tumorales.

La próstata produce el fluido del semen, de modo que extirparla quirúrgicamente causa infertilidad. Pero poco se sabe sobre los efectos de la braquiterapia, según comentó el autor principal del nuevo estudio, doctor Neil Fleshner.

“Cada vez se diagnostican más cánceres prostáticos en hombres jóvenes y hay muchos hombres mayores que todavía quieren seguir teniendo hijos”, dijo Fleshner, jefe de urología de la Red Universitaria de Salud de Toronto, en Canadá.

De modo que Fleshner consideró importante que los hombres sepan qué esperar después de la braquiterapia.

Con su equipo, estudió muestras de semen de cinco hombres menores de 55 años tratados con braquiterapia por lo menos un año antes. Comparó esas muestras con datos publicados de varones sanos y fértiles, y con información de más de 7.600 hombres infértiles registrados en una base de datos.

El 46 por ciento de los espermatozoides de los pacientes tratados con braquiterapia tenía el ADN fragmentado, es decir, un nivel de daño genético que causa infertilidad. En los otros dos grupos, el 13 por ciento del semen de los varones fértiles y el 20 por ciento de los hombres infértiles tenían ese mismo nivel de daño.

Los cinco pacientes tratados con braquiterapia presentaban una proporción anormalmente elevada de espermatozoides con daño genético, “lo que indica infertilidad probable en todos”, según escribe el equipo en Journal of Urology.

Los hombres a los que se les extirpa la próstata y quieren tener hijos pueden optar por almacenar una muestra de semen antes del tratamiento. Y “si un hombre va a recibir braquiterapia, almacenar semen también sería una buena idea”, dijo Fleshner.

Dado que la braquiterapia se usa para el tratamiento del cáncer prostático temprano, algunos pacientes podrían retrasar el inicio de cualquier tratamiento. Un estudio previo había hallado que más de 120.000 estadounidenses a los que anualmente se les diagnostica la enfermedad son candidatos ideales para la vigilancia activa.

No obstante, finalmente la mayoría de esos hombres ingresa al quirófano y recibe radioterapia u otros tratamientos.

FUENTE: Journal of Urology, online 19 de enero del 2012

Publicado en La información

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

13 − 8 =