Sólo infertilidad y daños neuronales deja el alcohol

4 de marzo de 2012

Cristela Gutiérrez

El consumo de bebidas alcohólicas a temprana edad incrementa el riesgo de que las personas desarrollen trastornos del aprendizaje, de crecimiento y hasta problemas de índole sexual, aseguró la profesora investigadora del Instituto de Neurociencias, del Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias, Marisela Hernández.

En conferencia de prensa para dar a conocer las actividades de la Semana del Cerebro que tendrá lugar del 11 al 30 de marzo, la académica afirmó que los efectos nocivos que el consumo del alcohol tiene para el cerebro dependen de muchos factores como las cantidades ingeridas, la frecuencia y la edad en que se comience a tomar este tipo de bebidas, “El cerebro de los jóvenes está en proceso de maduración y si en esa etapa adquieren el hábito de beber con frecuencia puede haber afectaciones de manera permanente en el sistema neuro-endócrino lo que puede generar a la larga en infertilidad, problemas de erección y de baja cantidad de espermas en el caso de los hombres y amenorrea o falta de ovulación en las mujeres”, explicó.

Además puede generarse cambios en la conducta en la disposición para aprender y reproducir conocimientos y hasta depresión en etapas avanzadas, además de mayor vulnerabilidad a sufrir accidentes y a desarrollar cirrosis, señaló el doctor Alfredo Feria Velazco, coordinador de investigación del CUCBA. La especialista del CUCBA Mónica Ureña señaló que es importante que la población aprenda a cuidar el óptimo funcionamiento de su cerebro, no sólo al evitar cualquier exceso en el consumo de alcohol y sustancias tóxicas, sino también con un adecuado descanso, alimentación y ejercicios cerebrales.

“Es importante que la gente duerma ocho horas, que realice ejercicios de lectura y asociación de ideas, evitar ayunos prolongados e ingiera alimentos ricos en antioxidantes, melatonina y vitaminas E, C y del complejo B, para asegurar el buen funcionamiento del sistema neurológico”, afirmó.

Publicado en El Occidental

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

uno × cuatro =