¿Sabías que tus óvulos también envejecen?

¿Sabías que tus óvulos también envejecen?
¿Sabías que tus óvulos también envejecen?

Su calidad y la cantidad disminuyen con el tiempo

En el tema de los embarazos, la calidad y cantidad de los óvulos que posee una mujer es determinante, debido a que estos dos disminuyen progresivamente después de los 30 años y mucho más después de los 40. El pico máximo de la fertilidad, según los especialistas, se ubica a los 20 años.

Estudios han demostrado que mientras menos jóvenes son los óvulos, hay mayor probabilidad de problemas cromosómicos, los cuales aumentan el riesgo de abortos espontáneos y defectos de nacimiento.

Asimismo, después de los 40, el riesgo de complicaciones en el embarazo, tales como hipertensión y diabetes, es dos veces más alto que en las mujeres que tienen entre 20 y 30 años.

También el endometrio o tejido interno del útero desmejora con la edad, porque se hace menos receptivo, menos especializado para recibir a los embriones, permitir la implantación y el desarrollo normal del embarazo.

De acuerdo al sitio web del centro de fertilidad  Unifertes, antes de nacer, una mujer cuenta con cuatro millones de óvulos, pero al nacer sólo le quedan unos 400 mil.

“Luego de la pubertad, la mujer ovula normalmente un solo óvulo cada 28 días. Aunque, la cantidad de óvulos de una mujer excede la cantidad que necesitaría en toda su vida, una mujer de 44 años tiene óvulos que tienen 44 años y la calidad de los óvulos va a disminuir drásticamente cada mes”, agrega.

Un estudio de la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva, difundido en el sitio web reproductivefacts.org, llamado Edad y Fertilidad Guía para pacientes, explica que “cada mes que lo intente, una mujer sana y fértil de 30 años de edad tiene una probabilidad del 20% de quedar embarazada. Eso significa que por cada 100 mujeres fértiles de 30 años de edad que intentan quedar embarazadas en un ciclo, 20 tendrán éxito y las 80 restantes tendrán que intentarlo de nuevo. A la edad de 40 años, la probabilidad de una mujer es inferior al 5% por ciclo; por lo tanto, se espera que menos de 5 de cada 100 mujeres tengan éxito cada mes”.

Con los óvulos de una mujer de más de 40 años, la probabilidad de lograr el embarazo es menor de 10 % en cada intento, señala Unifertes en referencia a los tiramientos de fecundación asistida.

“A la edad de 43, te encuentras finalizando tu etapa reproductiva (tu organismo libera los últimos óvulos) y tus probabilidades de embarazo son escasas”, comenta Sherman Silber, director del Centro de Infertilidad de St. Louis, en el Hospital de St. Luke en Missouri (Estados Unidos), de acuerdo al artículo ‘Concebir después de los 40’, publicado en la revista Estampas.

El texto indica que una gran porcentaje de las mujeres mayores de 40 años que desean tener un bebé se somete a un tratamiento de reproducción asistida para lograrlo, estos pueden ser la Fecundación In Vitro (FIV), Inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI) o la Inseminación Artificial (IA),

Cómo determinar el número y calidad de los óvulos presentes en los ovarios

La reserva ovárica representa el potencial reproductivo de la mujer con respecto al número y calidad de los óvulos presentes en los ovarios.

La cantidad cada vez menor de folículos que contienen óvulos en los ovarios se denomina “pérdida de la reserva ovárica”, añade el estudio Edad y Fertilidad Guía para pacientes.

Esta misma publicación indica que las mujeres comienzan a perder la reserva ovárica antes de volverse estériles y antes de dejar de tener períodos regulares.

Aunque esta disminución por lo general está relacionada con la edad y se produce debido a la pérdida natural de los óvulos y a la disminución de la calidad media de los óvulos restantes, “las mujeres jóvenes pueden tener reservas ováricas reducidas debido al tabaquismo, los antecedentes familiares de menopausia prematura y las cirugías ováricas previas. Las mujeres jóvenes pueden experimentar una disminución en la reserva ovárica, incluso si no tienen factores de riesgo conocidos”, reseña el mencionado texto.

Si bien existen muchas pruebas que se usan para evaluar la reserva ovárica, el artículo de la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva precisa que estos exámenes no determinan si una mujer puede o no quedar embarazada, pero pueden determinar si han comenzado a producirse los cambios relacionados con la edad en los ovarios.

Entre las pruebas más usadas para evaluar la reserva ovárica se encuentran las siguientes:

La Medición de la FSH en sangre, es una estimación indirecta de la reserva ovárica. Valores menores de 15 mU/pml permiten determinar la posibilidad de concebir en mujeres infértiles y establecer el pronóstico de la respuesta de los ovarios en pacientes que van a ser sometidas a estimulación con medicamentos.

Otra es la Prueba con Citrato de Clomifeno, que es un medicamento usado con gran frecuencia para estimular la ovulación y la prueba se basa en la respuesta de las hormonas producidas en la hipófisis y los ovarios a la estimulación.

Una prueba alterada se ve con más frecuencia en mujeres a partir de los 35 años, pero no necesariamente excluye la posibilidad de embarazo.

También con un ultrasonido transvaginal, se puede hacer la medición del número de pequeños folículos durante los primeros días de la regla y es un excelente método para predecir la respuesta a un tratamiento de fertilidad, como es la Fertilización In Vitro.

Fuente: noticiaaldia.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

18 + catorce =