¿Sábes en qué consiste el proceso de capacitación espermática?

En esta ocasión y en exclusiva para México Fértil, Monica Verona, química del laboratorio de andrología del Centro de Fertilidad Humana en México (CFHM)  nos describe en qué consiste el proceso de Capacitación espermática, a través del cual los espermatozoides adquieren la habilidad para fecundar al ovocito.  

7 de febrero de 2013

En andrología se considera como semen normal a la combinación de espermatozoides suspendidos en las secreciones del testículo y epidídimo, y las secreciones de la próstata, vesículas seminales y glándulas bulbo uretrales que se mezclan con aquélla en el momento de la eyaculación. El producto final es un líquido viscoso denominado eyaculado.

Las mediciones del total de los espermatozoides eyaculados no pueden definir la capacidad fertilizante de aquellos pocos que llegan al sitio de la fertilización. Aun así, el análisis del semen provee información esencial sobre el estado clínico del individuo. La recolección y el examen del semen deben ser realizados mediante técnicas estandarizadas.

La capacitación fisiológica de los espermatozoides empieza después de entrar en contacto con el tracto reproductor femenino. Mientras el espermatozoide está en el sistema reproductor masculino, la capacitación está inhibida por sustancias presentes en el plasma seminal. Existen métodos que se utilizan para eliminar el plasma seminal y de ese modo eliminar las sustancias inhibidoras de la capacitación y permitir la colocación de unos espermatozoides capacitados en el interior del útero.

La capacitación espermática emplea una serie de técnicas de lavado con soluciones especiales o con gradientes de diferentes densidades que eliminan del eyaculado restos celulares, bacterias, leucocitos, espermatozoides muertos y lentos, secreciones seminales; al mismo tiempo se selecciona y concentra la población de espermatozoides más fértiles en un volumen aproximado de 0.5mL que se introduce al útero aumentando con ello las posibilidades de fecundación.

Con el fin de que los espermatozoides sean funcionales debemos separarlos lo más pronto posible del plasma seminal. La exposición prolongada de los mismos con los fluidos seminales hace que descienda considerablemente la movilidad y la viabilidad.

El lavado del eyaculado para la inseminación es esencial para recuperar los espermatozoides móviles y mejorar la vitalidad y movilidad de los mismos.

Con la preparación de la muestra de semen, se pretende aumentar la concentración de espermatozoides, seleccionar los de mejor movilidad y morfología, y eliminar el plasma seminal, los restos celulares, los microorganismos y los agentes aglutinantes.

 Indicaciones para una adecuada recolección de muestra

  • Abstenerse de tener relaciones sexuales y masturbación por un período de entre 3 a 5 días.
  • Producir la muestra vía masturbación sin usar lubricante artificial.
  • Recolectar la muestra en un contenedor de vidrio o plástico de boca ancha, limpio, sin resto de alimento o alguna otra sustancia. Es importante que se recoja la totalidad del eyaculado. En caso contrario, la muestra debe ser marcada como “incompleta”.
  • Desde que inicia la recolección, hasta el momento de la entrega de la muestra no debe transcurrir más de una hora; durante el traslado de la muestra se debe conservar tibia, esto tratando de mantenerla pegada al cuerpo.

 Lic. Q. Monica Verona Magual. Centro de Fertilidad Humana en México.

México Fértil

One thought on “¿Sábes en qué consiste el proceso de capacitación espermática?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

uno + 17 =