Preservación de la fertilidad de la mujer. Vitrificación de ovocitos

Preservación de la fertilidad de la mujer. Vitrificación de ovocitos
Preservación de la fertilidad de la mujer. Vitrificación de ovocitos

Hablar de preservación de la fertilidad es hablar también de congelación de óvulos o lo que también llamamos, y probablemente escuchareis a menudo, vitrificación de ovocitos. Esta es la técnica que está más en auge y una de las opciones que podríais solicitar como pacientes.

¿En qué consiste la vitrificación de ovocitos?

 La congelación clásica no ha conseguido buenos resultados con el ovocito. Ha sido la vitrificación la que ha cambiado muchos aspectos de la reproducción asistida. La vitrificación es una técnica de criopreservación que puede realizarse tanto en embriones como en ovocitos. Consiste en un sistema de congelación ultrarrápido que utiliza críoprotectores que evitan la formación de cristales de hielo en el interior de la célula. El proceso hace que se solidifique la célula. Con este sistema de congelación los porcentajes de supervivencia son superiores al 80 por ciento. Es decir, que de esta manera existen ya bancos de ovocitos.

¿Quién podría ser candidata a este tratamiento de fertilidad?

Aquellas mujeres que por motivos diversos como compromisos laborales o falta de pareja principalmente ven que van cumpliendo años y no encuentran el momento de ser madres. Habitualmente son mujeres que tienen claro que quieren formar una familia en un futuro pero que les inquieta el paso del tiempo. ¿Puede ser que cuando quieran o puedan ser madres sean ya demasiado mayores?

¿Cuál sería la edad ideal para la preservación de la fertilidad?

Antes de realizar la estimulación ovárica, necesitamos unas pruebas que se realizan de manera rápida y sencilla. Necesitamos valorar la reserva ovárica de la paciente para determinar la respuesta ovárica que se puede esperar y además calcular la dosis de medicación que va a precisar. Esto se estudia mediante un perfil hormonal entre el 3 y 5 día de regla y una ecografía transvaginal para determinar el recuento de folículos antrales. Además realizaremos un estudio preanestésico, ya que la obtención de los ovocitos se realiza en quirófano con una pequeña sedación.

¿Qué proceso hay que seguir para obtener los ovocitos?

El proceso es similar a la fecundación in vitro sólo que en este caso, se termina el proceso al obtener los óvulos y vitrificarlos, es decir no se procede a la fertilización del óvulo por el espermatozoide. Por tanto no vamos a generar embriones, evitando así problemas ético-morales.

  • La estimulación ovárica comienza con una ecografía transvaginal al principio de la regla para valorar el estado basal de los ovarios.
  • A partir de ahí la paciente comenzará a administrarse diariamente la medicación pautada de manera subcutánea.
  • Se realizarán controles ecográficos cada 48-72 horas hasta que los folículos alcanzan un tamaño determinado.
  • En ese momento, desencadenamos la ovulación, también de manera farmacológica. La estimulación ovárica suele durar unos 10 días de media.
  • Treinta y seis horas después de desencadenar la ovulación se realiza la punción ovárica para la recuperación ovocitaria. Como he comentado previamente, la punción se realiza en quirófano con sedación ya que el procedimiento puede ser molesto. La punción ovárica suele durar alrededor de 10 minutos.
  • A las dos horas de la punción, la paciente suele encontrarse en perfecto estado para recibir el alta. Una vez que el biólogo obtiene los ovocitos, procede a su valoración y vitrificación.

Fuente: natalben.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

16 − 15 =