Por qué los hombres no saben cuándo una mujer es fértil

Por qué los hombres no saben cuándo una mujer es fértil

Si bien la procreación es una cuestión “de a dos”, la mayoría de los hombres desconoce en qué momento del ciclo femenino su pareja está más propensa a concebir un hijo.

Con la primera menstruación la mujer pasa a formar parte del mundo femenino propiamente dicho. Es ahí cuando ingresa a la adolescencia y comienza a conocer aún más su cuerpo.

Luego llega la vida sexual y ya en la adultez se activan los deseos de tener un hijo, de traer una vida nueva al mundo.

Desde la primera menstruación y hasta la menopausia la mujer atraviesa ciclos que pueden asociarse a la luna y en cada etapa de cada ciclo las mujeres se encuentran influidas por distintas energías, respondiendo a procesos internos que las hacen estar más o menos disponibles y posibilitadas de desplegar diferentes aspectos y capacidades de la personalidad según el momento.

Las mujeres van conociendo su cuerpo de a poco hasta que no quedan dudas: a algunas les duele la espalda, la cintura, las piernas o los ovarios y llega la menstruación.

Los hombres más atentos también distinguen estos períodos, pero ¿saben cuál es el momento indicado para procrear?

La licenciada en Psicología Ximena Ianantuoni detalló que “el ciclo menstrual se puede dividir en dos momentos: el que va desde el sangrado hasta la ovulación y el que le sigue desde la ovulación hasta el sangrado”.

El día 1 del ciclo es el correspondiente al primer día de bajada de la sangre. La mitad del ciclo sería el día 14, día de la ovulación, tomando como referencia un ciclo menstrual de 28 días.

En esta segunda etapa, la mujer tiene la energía de la fertilidad demandante en su cuerpo y así va por el mundo más atractiva y seductora. Es un momento de desear y ser deseadas. Es una etapa en la que la mujer se entrega, transmite, nutre con su energía maternante, busca el disfrute compartido.

Es la fase del ciclo menstrual correspondiente a la ovulación, es el momento en el que maduró el óvulo y están listas para concebir. El cuerpo se encuentra óptimo en su capacidad de recibir, engendrar, alojar y contener.

“La fuerza de la creación se hace presente en todo su despliegue, es un tiempo de generación de ideas, planes y proyectos siempre ligados al encuentro humano, al deseo de estar con los demás, de ir más allá de ellas mismas, es una energía de contacto emocional”, consideró la autora de Lunáticas, la vuelta al mundo en 28 días.

Una mujer ovulando está más atractiva que nunca y también su deseo sexual se incrementa; por eso, los más despistados pueden empezar a hacer cuentas, estar más atentos a los actos femeninos, agudizar los sentidos y el olfato: las mujeres dan pistas claras, se las ve más lindas, plenas y radiantes; en estos días muestran su fertilidad en la máxima expresión.

Fuente: sinmordaza.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

uno + uno =