¿Podría la luz solar afectar a la fertilidad y a la vida?

¿Podría la luz solar afectar a la fertilidad y a la vida?
¿Podría la luz solar afectar a la fertilidad y a la vida?

Para muchos el sol se ve como un objeto que da la vida, ayudar a las plantas a crecer y anunciacada nuevo día. Por el contrario, una nueva investigación de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología sugiere que el aumento de la exposición al sol para las mujeres podría significar un menor número de hijos y nietos en el futuro.

El estudio publicado en las Actas de la Royal Society, muestra que el aumento de los niveles de radiación ultravioleta (RUV) puede tener un marcado efecto sobre la fertilidad humana a través de las generaciones y la mortalidad.

“Varios estudios a largo plazo sobre una amplia variedad de especies incluyendo los humanos, han puesto de manifiesto que el medio ambiente de un organismo está expuesto a temprana edad puede influir en los rasgos de historia de vida cuando sea adulto, como la supervivencia, la fertilidad, la vida y el éxito reproductivo”.

Registros de iglesias de 1750-1900 tomadas de dos áreas diferentes de Noruega y que implican 9.062 personas fueron evaluadas por los investigadores. Ellos examinaron diversas variables de historia de vida, tales como la edad en que las mujeres tenían a sus hijos, cuántos hijos sobrevivieron después del nacimiento y cuántos de ellos fueron a casarse y tener hijos propios.

Gine Rollo Skjærvø y sus colegas compararon entonces esta información con datos ambientales para los períodos del tiempo en cuestión. Ellos descubrieron que los niños nacidos en los años con altos niveles de actividad solar tenían un mayor riesgo de mortalidad en comparación con los niños nacidos en los años con menos actividad solar.

Esperanzas de vida más cortos, reducción de la fertilidad

La actividad solar se mide por el número de manchas solares observadas en la superficie del sol. Estos varían de acuerdo con un ciclo de 11 años – 8 años de baja actividad seguidos de 3 años de alta actividad.

Skjærvø calcula la cantidad de radiación UV para un año determinado en base a esta información. Entre más energía solar hay, más UVR está presente en la Tierra.

Los investigadores encontraron que la esperanza de vida de los niños nacidos durante el año con alta actividad solar era un promedio de 5,2 años más cortos que otros niños. Las diferencias en la mortalidad fueron mayores durante los 2 primeros años de vida.

“Una explicación próxima para la relación entre la actividad solar y la mortalidad infantil puede ser un efecto de la degradación de ácido fólico (vitamina B) causada por los rayos UVR,” sugieren los autores. El folato o ácido fólico, es muy importante para las mujeres embarazadas, ya que ayuda a prevenir defectos congénitos como la espina bífida.

Los autores también encontraron que los niños nacidos en el año con alta actividad solar tienden a tener menos hijos, quienes a su vez se reproducen menos. “Además, la fertilidad, la vida y el éxito reproductivo se redujeron entre las mujeres de baja  tasa de nacidos en años de alta actividad solar”, escriben.

El autor del estudio advierte contra tomar el sol durante el embarazo

Las familias con un bajo nivel socioeconómico fueron las más afectadas por la radiación UV. Durante el período estudiado por Skjærvø y el equipo, la distinción de clases era la mujer clara y de bajo estatus tuvieron más la exposición al sol al tener que trabajar en los campos.

Los autores reconocen que la calidad de la dieta también puede haber sido un factor influyente, como ingerir alimento de alta calidad, podrían ser más propensos a evitar daños en el ADN de los fetos. Afirman que se requiere más investigación para establecer claramente el mecanismo en el trabajo aquí, sin embargo.

La exposición a los rayos UV antes y después del nacimiento no se puede distinguir por los autores utilizando los datos disponibles. El período de gestación es la etapa de desarrollo más vulnerable para los niños, sin embargo, los autores creen que sus hallazgos se deben a los efectos de la radiación UV durante el embarazo en lugar de después.

“Probablemente hay muchos factores que entran en juego, pero hemos medido un efecto a largo plazo a través de generaciones”, dice Skjærvø. “La conclusión de nuestro estudio es que no se debe tomar el sol si está embarazada y quiere tener un montón de nietos.”

Fuente: www.medicalnewstoday.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

3 × 3 =