Parejas que recurren a la reproducción asistida prefieren transferirse más de un embrión

Parejas prefieren transferirse más de un embrión

La tasa de embarazo múltiple es del 30 por ciento entre las mujeres que recurren a este tipo de tratamientos

Un estudio del Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) de Bilbao y el Hospital Universitario Cruces de Barakaldo, en Vizcaya, han observado que el 63% de las parejas que recurren a un tratamiento de reproducción asistida por transferencia suelen preferir la transferencia de más de un embrión, a pesar del riesgo que suponen las gestaciones gemelares.

El trabajo, cuyos resultados se han presentado durante la reunión anual de la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Fertilidad, incluyó una muestra de 399 parejas que estaban a la espera de la transferencia embrionaria, de las que el 58,2% mostró una preferencia por tener dos niños a la vez y un 4,8% prefería trillizos. “La razón principal por la que los pacientes mostraron una preferencia sobre la gestación múltiple fue el deseo de no someterse a un nuevo tratamiento (61,6%)”, ha explicado Roberto Matorras, coautor de este estudio.

Además, otro estudio elaborado por la Unidad de Psicología del Grupo IVI ha concluido que la gestación múltiple es la elección mayoritaria incluso en mujeres que prefieren una gestación única. “Consideran que la transferencia múltiple les confiere más oportunidades de gestación, dejando a un lado la idea del riesgo que supone este tipo de embarazos”, ha añadido Diana Guerra, psicóloga de IVI y coautora de este trabajo.

La investigación evidenció, sin embargo, que son las mujeres las que en su mayoría prefieren una gestación única (63%) mientras que los hombres se manifiestan sobre esta elección en minoría (45%). La tasa de embarazo múltiple es del 30% entre las mujeres que recurren a estos tratamientos frente al 1-2% de los embarazos gemelares logrados de forma natural, y muchas parejas lo ven como una situación deseada, desconociendo el riesgo que ello supone, tanto para la madre como para los recién nacidos.

El principal problema es el parto pretérmino, es decir, antes de la semana 37, circunstancia que ocurre en más de la mitad de los partos de este tipo. Además, la necesidad de realizar la cesárea es mucho más frecuente, todo unido al incremento de complicaciones, como la hipertensión, polihidramnios (exceso de líquido amniótico) y diabetes gestacional, entre otras.

“Se intenta evitar la gestación gemelar mejorando las técnicas que permitan seleccionar el mejor embrión: estudiar cada segundo de desarrollo del embrión con ayuda del ‘Embryoscope’ (el primer incubador cinematográfico), la vitrificación de gametos y embriones, y el análisis metabolómico del embrión, son la clave para lograrlo”, ha añadido Antonio Requena, director médico del Grupo IVI.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

13 − Diez =