Operarse de cáncer de útero y mantener la fertilidad es posible

El doctor Francisco Estévez Guimaráns es el jefe de servicio de Toco-Ginecología del hospital Povisa.

El equipo de ginecología y obstetricia de Povisa es el único de Galicia que ofrece esta técnica nacida en Francia en los años noventa, pero sin dañar los nervios pélvicos.

Vigo es la única ciudad de Galicia que ofrece una operación de cáncer de cuello de útero que preservala fertilidad en la paciente. El servicio de toco ginecología del hospital Povisa desarrolla esta técnica desde inicios de siglo. Esta patología que afecta en España a 7 de 100.000 mujeres. Desde el año 2011 solo han practicado tres cirugías de este tipo, revela el jefe de servicio, Francisco Estévez, dado lo poco común de la dolencia.

Este logro es consecuencia de la larga experiencia adquirida por el servicio de Toco-Ginecología del hospital, dirigido por el doctor Estévez desde abril de este año, en las intervenciones por laparoscopia avanzada. Denominada traqueloctomía radical laparoscópica, la posibilidad de preservar la fertilidad se limita por ahora a los casos en que los tumores no superan los 2,5 cm. de grosor y no han invadido el canal cervical, pero permite la posibilidad de lograr un embarazo y que, aunque con dificultades, pueda salir adelante, opciones totalmente descartadas hasta ahora. Es el oncólogo el que decide si es posible practicar esta técnica en la paciente. Está pensada para mujeres jóvenes que quieran ser madres en el futuro.

El equipo de Toco-Ginecología tiene otro logro pionero no menos importante. El doctor Estévez destaca que se realizan cirugías radicales de cuello uterino por vía laparoscópica preservando “las funciones nerviosas de esa zona del cuerpo de la mujer”. Esto permite a las pacientes a las que se les ha extirpado el tumor conservar las actividades normales de laos esfínteres, que controlan por ejemplo la micción, y también la función orgásmica, que se ven alteradas con las cirugías tradicionales.

Además, la recuperación postquirúrgica de las pacientes es mucho más rápida. La sonda se les retira al día siguiente cuando con otras técnicas deben llevarla durante 7 o 10 días. Povisa es también el único hospital de Galicia que interviene mediante laparoscopia la endometriosis profunda, una patología relativamente frecuente –la endometriosis puede afectar a 1 de cada 10 mujeres- y que además de esterilidad puede provocar dolores crónicos y afectar a órganos pélvicos como el uréter, la vejiga o el intestino.

En Povisa, el equipo de Toco-Ginecología, compuesto por 9 médico y 10 matronas, atiende anualmente a unos 30.000 pacientes. Es uno de los servicios con más experiencia en España en laparoscopia avanzada, realizando todas las intervenciones con esta técnica desde el año 2001.

 

 

Fuente: atlantico.net

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

seis + 13 =