Nace el primer bebé bitcoin

El recién nacido es resultado de un tratamiento de fertilidad pagado con la moneda virtual; hay 11 millones de bitcoins en circulación con un valor de mercado de 1,400 millones de dólares.

Por: Stacy Cowley
Lunes, 10 de junio de 2013 a las 17:21

SAN JOSÉ — El médico Terence Lee, especialista en fertilidad que tiene su consultorio en Brea, California, muestra la foto de un sonriente bebé en una pantalla de proyección y hace un anuncio: “Este bebé fue comprado con bitcoins”.

No, no se trata de la venta de un niño en el mercado negro pactada en los oscuros rincones de la Internet. El niño nació gracias a una transferencia de embrión congelado pagada con bitcoins. Lee dice que es la primera vez que sabe de alguien que ha pagado por los tratamientos de fertilidad de esa manera, con la moneda virtual.

El bebé es hasta ahora la más grande -y sin duda la más linda- victoria para Lee en su campaña para convencer a sus pacientes de pagarle por sus servicios con bitcoins, la moneda digital experimental que llamó recientemente la atención de Wall Street cuando su precio de cotización se disparó.

Al presente, hay 11 millones de bitcoins en circulación con un “valor de mercado” colectivo de cerca de 1,400 millones de dólares. Puedes gastarlos en línea en tiendas como BitcoinStore.com, pero no son exactamente una moneda corriente para las transacciones cotidianas.

A Lee le encantaría que eso cambiara. Él es uno de los pioneros en la economía Bitcoin, y un letrero en la puerta de su clínica detalla que acepta varias formas de pago electrónico: Visa, MasterCard o Bitcoin.

El letrero por sí solo no ha generado ningún negocio, admite el doctor.

“Vemos entre 10 a 40 pacientes por día, y nadie se molestó en preguntar qué significaba ese cartel”, dijo en una presentación en Bitcoin 2013, una conferencia dedicada a la incipiente moneda.

Así que Lee intensificó su campaña. Decidido a encontrar un paciente dispuesto a pagarle en bitcoins, Lee colocó un anuncio en Reddit el año pasado ofreciendo una “evaluación de fertilidad masculina” -básicamente, una prueba de esperma- a cambio de 15 bitcoins, que en ese momento tenían un valor aproximado de cinco dólares cada uno.

El cliente que finalmente tomó la oferta en realidad no estaba interesado en su conteo de esperma, señaló Lee. Él sólo quería participar en lo que pudo haber sido la primera transacción médica financiada con bitcoins en el mundo. “¡Resultó que tenía muy buen esperma!”, agregó muy alegre Lee mientras relataba el acuerdo.

Lee es algo así como un evangelista de Bitcoin por accidente. Un ginecólogo/obstetra con una vena geeky que descubrió la moneda virtual hace un año mientras navegaba por Internet. La pasión de la comunidad lo hizo adherirse.

“Pensé que era interesante, las personas la apoyaban como una manera para que el hombre común recobrara las finanzas“, dijo Lee a CNNMoney después de su charla. “Yo pensé ‘muy bien, voy a apoyarlos’, y entonces me convertí en parte de ellos”.

En pocos meses encontró su primer cliente para la prueba de esperma. Después de eso, Lee fue más audaz. Les expuso el tema a algunos de sus clientes. Si ofrecía un gran descuento, les preguntó, ¿considerarían la posibilidad de pagar con bitcoins?

“En algunos casos reaccionaron como si les hubiera pedido que me pagaran con crack o cocaína”, recuerda el médico.

Sin embargo, al cabo del tiempo unos pocos aceptaron probar esa forma de remuneración, y luego llegó el premio mayor: una pareja a quien ayudó a concebir sus primeros tres bebés, regresó para intentar con el cuarto.

“Ellos me dijeron: ‘Dr. Lee, no entendemos esto de bitcoin’, pero benditos sean, estaban dispuestos a participar por lealtad”, señaló. “Les ofrecí un descuento del 50%”.

Pero en realidad, completar una transacción bitcoin de gran monto no es tan simple como pasar una tarjeta de crédito por una terminal. Los clientes de Lee le debían alrededor de 1,000 dólares por sus servicios. Lee tuvo que averiguar a dónde podían enviar de forma segura esa gran suma de dinero en efectivo y convertirla en moneda virtual.

“En ese entonces no había tantas opciones como hay ahora”, dice de su experiencia el año pasado. “Era como un ciego guiando a otros ciegos”.

Lee eligió CryptoXChange -un servicio cambiario ya desaparecido con sede en Australia- y ayudó a sus clientes a crear y financiar su cuenta, utilizando los servicios de transferencia internacional de dinero de un banco local. Todo el proceso tomó varios días.

Al final, valió la pena en todos los frentes: Lee consiguió sus bitcoins, y el tratamiento de fertilidad tuvo éxito.

Hasta ahora, la volatilidad de bitcoin ha beneficiado al especialista en fertilidad. Los 30 bitcoins que cobró por ayudar a concebir ese cuarto bebé valen ahora unos 3,600 dólares, que compensan con creces el fuerte descuento que le ofreció a la pareja.

No obstante, todo lo que sube también puede caer. En abril, el valor de un bitcoin alcanzó brevemente un récord de 266 dólares antes de retroceder a 165 dólares apenas unas horas después. Para los comerciantes que dependen de sus ventas para el flujo de caja, ese tipo de volatilidad es un riesgo enorme.

Lee asegura que no le importaría que sus bitcoins perdieran su valor por completo, ya que él y su equipo se divierten estudiando y entendiendo la tecnología, conocen gente nueva y disfrutan de la novedad económica de manejar un nuevo tipo de moneda. Él incluso se las arregló para convertir a algunos otros clientes a la filosofía bitcoin.

“El viernes, antes de venir aquí, hicimos una ecografía a una paciente que pagó con bitcoin”, dijo en la conferencia. “Quizás también tengamos los primeros gemelos bitcoin del mundo”.

Publicado en CNN Expansión

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

4 + uno =