Metrorragia en mujeres premenopáusicas no embarazadas lll

Metrorragia en mujeres premenopáusicas no embarazadas

Sangrado por deprivación de anticonceptivos hormonales

El sangrado vaginal no programado es común cuando se comienza a usar un método anticonceptivo nuevo y suele resolverse sin intervención.  En las mujeres que usan anticonceptivos hormonales, antes de atribuir dicho sangrado al método anticonceptivo mismo, se debe excluir el embarazo, como así la infección. Algunas mujeres consideran que el sangrado por deprivación es inaceptable y suspenden el anticonceptivo, y por lo tanto aumenta el riesgo de un embarazo no deseado.

La siguiente tabla resume el patrón de sangrado en los 3 primeros meses y una variedad de métodos anticonceptivos.

Untitled-1

Los datos provienen de estudios de observación. Los datos de la anticoncepción hormonal combinada se refieren a los anticonceptivos orales pero pueden ser extrapolados a otros métodos combinados (parches transdérmicos y anillos vaginales). Los problemas de sangrado son más comunes con los métodos que solo llevan progestágeno. Antes de comenzar la anticoncepción las mujeres deben estar informadas acerca del riesgo de sangrado anormal.

El siguiente cuadro detalla las causas principales del sangrado por deprivación en las mujeres que toman anticonceptivos orales. La causa más común es saltear la toma de comprimidos, por lo que es importante subrayar la necesidad de tomarlos en forma regular. El sangrado se suele resolver completamente cuando mejora la adherencia al tratamiento.

Untitled-2

 

Una revisión sistemática mostró que las preparaciones con 20 μg de etinilestradiol se asocian más con el sangrado por deprivación que las preparaciones que contienen 30-35 μg. El sangrado por deprivación parece estar relacionado con el desarrollo de folículos ováricos, las concentraciones de estradiol y la fragilidad vascular. A veces—para evitar el sangrado por deprivación en un momento inconveniente o para evitar los síntomas cíclicos como la migraña—las mujeres no interrumpen la toma de los anticonceptivos combinados orales, lo que suele resultar en sangrado.

El uso “a medida o personalizado” de la píldora permite que las mujeres la sigan tomando hasta la aparición del sangrado por deprivación, antes de detenerse por un sangrado por deprivación planificado para esa etapa; por lo tanto, una vez que la mujer conoce muy bien cuándo va a comenzar el sangrado por deprivación, puede usarlo como guía para cuando desee suspender el anticonceptivo en el futuro para hacer un descanso.

Varios ensayos aleatorizados han comprobado que el sangrado por deprivación es significativamente menor con el anillo vaginal anticonceptivo que con la píldora anticonceptiva oral combinada estándar de 30 μg. Ya no se acepta que el uso de antibióticos  disminuye la efectividad de los anticonceptivos orales combinados que ocasionan sangrado por deprivación, a no ser que sean preparados de rifampicina inductores de enzimas para el tratamiento de la tuberculosis. Se cree que el sangrado secundario a la anticoncepción con progestágeno solo se debe a la anormalidad de la morfología vascular del endometrio.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

uno × 2 =