Los tratamientos de fertilidad son “rentables” para los estados

MADRID, 12 Jul. (EUROPA PRESS) –

El estudio ‘Implicaciones fiscales a largo plazo de la financiación de terapias de reproducción asistida’ ha demostrado, tras evaluar modelos de contabilidad generacional realizados en Dinamarca, Suecia, Reino Unido, Estados Unidos y Brasil, que los tratamientos de fertilidad son “rentables” para los estados.

A pesar de que en la última década los tratamientos de reproducción asistida han aumentado entre el 5 y el 10 por ciento en países desarrollados, el abordaje de la infertilidad “no parece ser un tema prioritario” para las autoridades sanitarias de muchos países, donde se aprecian grandes diferencias en el acceso y financiación de los citados tratamientos.

Esta realidad, junto con la disminución de la natalidad y el aumento del envejecimiento poblacional, ha sido investigada en este estudio que, además, ha obtenido el Premio a la Mejor Comunicación Gráfica en las XXXII Jornadas de Economía de la Salud celebradas hace unas semanas en Bilbao.

En concreto, los autores de la investigación han realizado una revisión sistemática de las publicaciones científicas realizadas en Dinamarca, Suecia, Reino Unido, Estados Unidos y Brasil y han evaluado el impacto positivo que, a nivel fiscal, podrían tener nuevas políticas que facilitaran el acceso y financiación de los tratamientos de fertilidad.

Todos los estudios citados habían evaluado la edad a partir de la cual la relación financiera entre el individuo y el Estado pasa a ser favorable para el Estado, pero considerando además si el individuo había sido concebido o no mediante tratamientos de reproducción asistida.

En este sentido, la edad de inflexión se situaba en torno a los 40 años de edad y la relación favorable para el Estado continuaba hasta pasada la jubilación del individuo. Adicionalmente, todos los estudios concluían que cada unidad monetaria invertida en la financiación de técnicas de reproducción humana revertiría en unos beneficios fiscales para el Estado de entre 1,24 y 13,91 unidades monetarias.

Por tanto, las principales conclusiones obtenidas en la investigación demuestran que los modelos de contabilidad generacional permiten estimar el impacto fiscal a largo plazo de la financiación pública de los tratamientos de fertilidad en países con sistemas sanitarios diferentes, tanto públicos como privados.

Además, los datos analizados revelan que, independientemente de que un individuo sea concebido o no mediante este tratamiento, cada persona reportaría beneficios fiscales para el Estado a lo largo de toda su vida lo cual, en definitiva, justifica la financiación pública de estas terapias.

Por último, los investigadores destacan la necesidad de que, dadas las importantes diferencias entre los países analizados, se disponga de un análisis similar en España que aporte una información “tan crítica” para la toma de decisiones sobre políticas de apoyo a la natalidad.

“Según estadísticas de la Organización de Naciones Unidas (ONU), si no se revierte la situación, España será el país más envejecido del mundo en 2050 y ya en el 2040 habrá empezado a reducir su población”, han concluido los expertos.

Fuente: EP

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

tres × uno =