Los padres mayores

Los padres mayores
Los padres mayores

Si bien algunas personas lo consideran algo controversial, no se puede negar que cada vez son más los padres que esperan hasta los 30 o 40, o incluso más, para tener hijos. The Center for Disease Control and Prevention halló que el índice de natalidad en mujeres mayores de 45 años se duplicó entre 1990 y el 2002. Los niños, cuyas madres están dentro de este grupo, presentan ciertas ventajas y desventajas en comparación a otros niños con madres más jóvenes.

¿Por qué la gente espera a tener hijos?

Debido a que hoy en día los americanos tienden a vivir más y existen cada vez más tratamientos de fertilidad disponibles, la gente siente menos presión de tener hijos tempranamente. Aquí hay algunas razones por las cuales las parejas o la gente soltera decide esperar a tener hijos después de los 30 o a los 40, o incluso después:

  • Una preferencia por dedicarse primero a desarrollarse profesional y económicamente.
  • Una noción de que la década de los 20 y 30 son una época de auto exploración y libertad.
  • Un nuevo matrimonio o relación en el cual la pareja desea tener un hijo.
  • Los solteros que no han podido conseguir un compañero o compañera ideal después de años de búsqueda deciden ser padres o madres solteras.
  • Años teniendo problemas de fertilidad han postergado el tener un hijo.

Ventajas de tener un hijo a una edad avanzada

El convertirse en padres mayores les ofrece a ustedes y al niño o niños, ciertas ventajas que no son tan comunes en niños nacidos de madres más jóvenes, como por ejemplo:

  • Mayor estabilidad laboral y económica, más recursos financieros.
  • Un mayor auto entendimiento y de la vida en general – en otras palabras, madurez.
  • Un matrimonio estable y establecido. Después de 15 o 20 años de casados, las parejas ya han resuelto la mayoría de problemas que achacan a parejas más jóvenes.
  • Debido a que ya están profesional y educativamente realizados,  los padres mayores pueden dedicarle más tiempo a sus hijos.
  • Más paciencia y mayor entendimiento de prioridades.
  • El esfuerzo adicional que requiere tener hijos a esa edad pudiera demostrar un mayor deseo y compromiso de ser padres.

Desventajas de tener un hijo a una edad avanzada

Si bien el convertirse padres mayores tiene ciertas ventajas, también presenta ciertos problemas para usted y su hijo:

  • Los padres mayores por lo general tienen menos energía y se les hace más difícil el darle de comer al niño en las madrugadas o seguirles el ritmo.
  • La diferencia de edades puede dificultar el relacionarse con su hijo a su mismo nivel. Esto puede hacerse más pronunciado durante la adolescencia.
  • Los padres mayores pueden ser más serios y esperar que sus hijos actúen de una forma más madura para su edad, y pudieran tener mayores expectativas y esto podría generar una mayor presión en sus hijos.
  • Los padres mayores pudieran sentirse aislados ya que otras parejas de su edad o bien tienen hijos mayores que ya no viven con ellos, o se están acercando a la edad de retiro, y otras parejas con hijos contemporáneos están enfocándose en terminar su carrera o en desarrollarse profesionalmente.
  • Los hijos de padres mayores por lo general se sienten avergonzados por la edad de sus papás.
  • Los niños de padres mayores generalmente se sienten asustados o preocupados con la idea de que sus padres se van a morir pronto.
  • Los padres mayores pueden sentirse abrumados con la doble responsabilidad de tener que cuidar a sus padres a la vez que crían a sus propios hijos.
  • Los niños de padres mayores pueden perderse la oportunidad de conocer a sus abuelos o de tener a sus propios padres vivos cuando se casen o tengan hijos.
  • El costo de criar a un hijo y de pagar su educación puede significar una carga económica que afecten sus ahorros de jubilación.

Consejos para sobrellevar los problemas de ser padres mayores:

  • Lamentablemente no va a poder evitar algunos problemas asociados al ser padres mayores. Pero va a poder sobrellevar muchas dificultades con una planificación avanzada y con compromiso:
  • Viva más comiendo saludable, hacienda ejercicio regularmente y haciéndose chequeos médicos para detectar cualquier problema de salud a tiempo. ¡Enfóquese en cómo el tener hijos menores lo mantienen activo(a) y con mucha energía!
  • Esfuércese por mantenerse actualizada en las tendencias y en los temas que sean importantes para los jóvenes para que se pueda relacionar mejor con sus hijos y resolver cualquier preocupación que tengan. Comprométase a ser un buen oyente y sea siempre un apoyo para él o ella.
  • Deje que sus hijos actúen de acuerdo a su edad, que pasen el mayor tiempo posible con chicos de su misma edad, y monitoree sus expectativas para asegurarse de que sean razonables.
  • Evite sentirse aislados buscando organizaciones y páginas web orientadas a padres mayores. Haga conexiones dentro de su comunidad.
  • Si bien su hijo puede sentirse sensible con el tema de su edad, trate de que lo vea como algo positivo resaltando las ventajas de tener padres mayores. El pasar tiempo con padres de su misma edad los ayudará a todos a sentirse más aceptados y normales.
  • A todos los hijos les preocupa de alguna u otra manera el que sus padres mueran. Enséñele a su hijo acerca de la vida y la muerte, y confronte sus miedos. Tenga en cuenta que cualquier padre puede enfermarse o accidentarse, sin importar su edad, así que todos los padres deberían asegurarse en tener sus finanzas en regla, de tener un testamento, y de tener asignada una persona que cuidará de sus hijos en caso usted fallezca.
  • Si se da el caso en que tenga que cuidar a sus padres en edad avanzada a la vez que cría a sus hijos, es probable que se sienta abrumado(a). Pida ayuda a otros familiares, contrate asistencia si es tiene los recursos, y asegúrese de tomarse un tiempo para recargar sus baterías regularmente. Conéctese con otras personas que estén pasando por una situación similar, y ofrézcase a intercambiar labores de cuidado para que así cada uno pueda tener tiempo libre.
  • Es inevitable que tengan menos años juntos. Esfuércese por pasar el mayor tiempo posible junto a sus hijos y motívelos a desarrollar relaciones duraderos que los ayudarán y apoyarán cuando usted no esté más con ellos.
  • Los niños SON caros. Si usted decide tenerlos, deberá asegurarse que podrá hacerse cargo de ellos económicamente hablando. Sin embargo, no sacrifique su propio plan de jubilación para darles una educación superior. Tome decisiones inteligentes y ahorre lo más que pueda ahora. Pueda que tenga que hacer menos viajes o trabajar medio tiempo una vez que se haya retirado, o pueda que sus hijos se tengan que pagar parte de su educación. Identifique sus prioridades y planee coherentemente tan pronto como le sea posible.

Publicado en The Learning community

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

catorce − Nueve =