Los médicos aconsejan preservar los óvulos entre los 25 y 35 años

La técnica de la vitrificación ha crecido un 65% entre las mujeres desde el 2009. La principales causas del retraso de la maternidad son los motivos laborales

Médicos especialistas en fertilidad recomiendan a las mujeres que congelen sus óvulos entre los 25 y los 35 años, la franja de edad considerada más fértil, para no tener que recurrir a una donante cuando quieran ser madres en una edad avanzada.

Esta recomendación la realizan especialistas de la Clínica Barcelona IVF, con motivo de la conmemoración, el domingo 4 de junio, del Día Mundial de la Fertilidad y en el marco de la campaña informativa ¿Se puede retrasar el reloj biológico?

En las últimas dos décadas, las mujeres han retrasado, en general, la edad en la que deciden tener su primer hijo, básicamente por motivos laborales y económicos. En concreto, la edad media de las mujeres para ser madres en España ha aumentado hasta los 30,6 años, a la vez que la tasa de embarazo desciende a medida que pasan los años, ya que mientras que con 25 años las posibilidades de embarazo son de un 25% por ciclo, con 35 son del 12%, indica la clínica, De hecho, en los últimos 10 años la donación de óvulos se ha multiplicado por 10, pasando de 1.340 a 11.700, según los datos estadísticos de reproducción asistida en Cataluña del departamento de Salud. Los últimos datos de la Sociedad Española de Fertilidad indican que, en España, se ha pasado de 2.174 vitrificaciones (técnica de preservación de la fertilidad) el año 2009 a 3.601 en 2014, un 65% más.

Lo recomendable, según los especialistas, es que la mujer que quiera ser madre preserve sus óvulos cuando tenga menos de 35 años ya que, con el paso del tiempo, la reserva ovárica (calidad y cantidad de óvulos) se va reduciendo hasta la menopausia. La reserva ovárica de una mujer pasa de un millón de ovocitos nada más nacer a unos 100.000 pasada la treintena.

Las técnicas de vitrificación empezaron a utilizarse en España hace unos 10 años, en muchos casos en mujeres que debían someterse a tratamientos como la quimioterapia, que afectan a la fertilidad. Actualmente, sin embargo, se dan cada vez más casos de mujeres que piden estos tratamientos por motivos sociales, ya que no se plantean ser madres a corto o medio plazo pero quieren tener la opción de serlo más adelante.

«Lo más importantes es que las mujeres estén bien informadas para tomar una decisión a tiempo. El problema que nos encontramos ahora es que cuando una mujer se plantea conservar sus óvulos con más de 38 años no suele ser lo óptimo, porque la cantidad y calidad no es igual que cuando tiene 30 años», explica el doctor Luis Zamora, director de la Clínica Barcelona IVF.

La citada clínica, fundada en 2010, ha previsto realizar pruebas gratuitas a las mujeres interesadas en conocer su estado de fertilidad y sus posibilidades reproductivas, durante una semana. Para congelar los óvulos, es necesario someterse antes a un proceso de estimulación ovárica a través de inyecciones y, cuando se hayan desarrollado suficientes folículos en los ovarios, se procede a la extracción por punción; es una técnica ambulatoria que se realiza con una sedación suave y tras la cual la paciente puede volver a casa.

Fuente: diariocordoba.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

veinte + dieciseis =