Los fibromas pueden causar hemorragias, infertilidad y abortos

Un 25 % de mujeres mayores de 35 años pueden tener uno, siendo esto hoy en día fácil de detectar por medio de la ecografía transvaginal.

Los fibromas uterinos son tumores que se han formado y que se alojan en el útero. Estos tumores son benignos y surgen, según investigaciones científicas, de las células del músculo liso del útero. Aunque no se han determinado con certeza las causas que la originan, algunas de ellas pueden ser genéticas.

Estos fibromas son comunes en las mujeres, pues aproximadamente un 25 % de ellas mayores de 35 años pueden tener uno, siendo esto hoy en día fácil de detectar por medio de la ecografía transvaginal.

La mayoría de los fibromas no dan síntomas y no requieren tratamiento, simplemente observación y control, sin embargo hay un grupo que puede causar trastornos ya sea por su tamaño o por la ubicación. Estas molestias pueden ser principalmente sangrados excesivos o irregulares, dolor, compresión de órganos adyacentes como vejiga y recto, sensación de masa pélvica e infertilidad. 

El ginecólogo Enrique Flint indicó que el tratamiento de los fibromas ha cambiado mucho en los últimos años, y ahora existen terapias que son menos agresivas para la paciente y cuyos resultados son mejores que los de la laparotomía convencional.

“El tratamiento por laparoscopía, que puede hacerse en muchos de estos casos, tiene varias ventajas sobre la cirugía abierta. Estas son el menor tamaño de cicatriz, menos dolor en el post operatorio, tiempo más corto de recuperación y menor formación de adherencias. La miomectomía por laparoscopía está indicada en pacientes que tengan fibromas subserosos y intramurales que generen algún tipo de molestia”, expresó el médico de la Clínica San Felipe.

Hay que recordar que los fibromas pueden ser causantes no solo de infertilidad, también pueden ocasionar abortos y complicaciones variadas durante el embarazo.

Por ejemplo, pueden causar una mala presentación del feto al final del embarazo, así como también pueden dificultar la contracción del útero después del parto llevando a hemorragias. 

Pero los avances de la ciencia ya ofrecen alternativas para solucionar esto, como la miomectomía por laparoscopía, que es una excelente alternativa cuando está bien indicada y es correctamente ejecutada.

Fuente: RPP

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Once − 7 =