Lo que queda por saber de la fecundación ‘in vitro’

Lo que queda por saber de la fecundación 'in vitro'
  • En la reproducción asistida no ha habido mucha experimentación previa
  • Hay efectos que pueden no conocerse al tratarse de unas técnicas recientes
  • Los expertos recuerdan que no hay evidencias de problemas
  • Numerosos registros siguen al detalle a los niños nacidos por estos métodos

Es uno de los procesos más exitosos de la historia de la medicina. Más de cinco millones de niños han nacido en todo el mundo desde que en 1978 viniera al mundo Louise Brown, la primera persona concebida fuera del organismo, tras una fecundación in vitro (FIV). Sin embargo, de vez en cuando algunas noticias ensombrecen el éxito del proceso. Son estudios que ligan las técnicas de reproducción asistida a un mayor riesgo de defectos de nacimiento, enfermedades cardiovasculares u otras patologías. El aumento del riesgo que reportan es siempre muy pequeño, sobre todo en términos absolutos, pero la revista Science aborda hoy en un especial sobre paternidad si se está prestando la suficiente atención a estos efectos.

El artículo revela las cuestiones no resueltas en el campo de la FIV. Lejos de un tono alarmista, pone de manifiesto lo que muchos expertos ya saben: que en el campo de la reproducción asistida no ha habido mucha experimentación previa y hay efectos que pueden no conocerse única y exclusivamente porque aún no hay una muestra suficiente para ser analizada.

Así lo reconoce el director de IVI Madrid, José Antonio García Velasco que, sin embargo, aclara que no puede ser nada “especialmente grave” porque “ya se tendrían pistas”. En el artículo de Science se apunta a que los padres deben de ser informados de estas lagunas en el conocimiento. Sin embargo, el trabajo pone en duda que esto sirviera para algo. “Cuando estamos en la consulta y se le habla a los futuros padres de algo mucho más cercano, como el riesgo de embarazo gemelar, muchas veces no quieren ni oír hablar del asunto; su único interés es conseguir ser padres ¡como para hablarles de lo que les puede pasar dentro de 40 años!”, reflexiona el médico del centro madrileño.

Paolo Rinauldo, investigador en la Universidad de San Francisco, cuenta en la publicación estadounidense cómo se vivió en 2001 el momento en que el biólogo del desarrollo Richard Schultz se “coló” en una conferencia de clínicos expertos en reproducción asistida, para contar cómo un grupo de ratones concebidos in vitro presentaban, de adultos, una menor memoria espacial, entre otros problemas. Los médicos, recuerda Schultz, hablaron de posibles demandas e incluso de una paralización de unas técnicas cada vez más demandadas.

El director científico de IVI y la empresa IGENOMIX, Carlos Simón, explica a EL MUNDO que los niños nacidos con estas técnicas están “muy controlados” y existen numerosos registros que harán fácil la identificación de cualquier dificultad que pueda presentarse en la edad adulta. “Ya existe una segunda generación; Louise Brown ha sido madre sin problemas”, apunta el experto.

Para García Velasco, el mensaje ha de ser tranquilizador. “Si fuera a pasar algo grave cuando estos niños alcanzaran la mediana edad, ya tendríamos señales”, apunta, aunque reconoce -como hace el artículo de Science- que la reproducción asistida es una técnica más empírica que teórica. Al contrario que con un medicamento, la FIV no se ensayó primero en animales, luego en personas no infértiles (no hubiera tenido sentido) y no se esperó hasta que los primeros niños crecieron para seguir avanzando en su desarrollo.

“No hay motivo para la alarma”, aclara y refuerza la idea de Carlos Simón sobre lo mucho que se siguen estos niños “desde el campo físico hasta el cognitivo”.

El artículo de Science aclara también que en ningún momento se plantea que la reproducción asistida sea perjudicial; es más bien un llamamiento a la llamada espera vigilante. Si algo se registra, los investigadores y clínicos tienen claro lo que habrá que hacer: transmitir la información con claridad y sin alarmismo al cada vez mayor número de usuarios de estas técnicas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

6 + 6 =