Le trasplantaron el corazón hace 13 años y pudo ser mamá

Por primera vez en el mundo, una mujer transplantada pudo quedar embarazada y dar a luz con técnicas de reproducción asistida. Fue una proeza de médicos argentinos.

Por primera vez, un equipo médico argentino logró llevar a término un embarazo obtenido por técnicas de reproducción asistida de alta complejidad después de un trasplante cardíaco. La mamá, de 39 años, había recibido el corazón donado hace 13 años.

Emilia nació en término y por cesárea el jueves en la maternidad del Cemic, Buenos Aires. Pesó 2.580 gramos. Su mamá se llama Juliana y su papá, Gerardo. Cuando la flamante mamá tenía 26 años, recibió un trasplante de corazón que le quitó 75% de probabilidades de poder ser madre, según informo el diario La Nación.

Juliana no puede amamantar a la beba para no pasarle a través de la leche materna nada de los 10 medicamentos diarios que estuvo tomando desde el trasplante para evitar el rechazo del corazón y prevenir cualquier complicación, como la hipertensión, el aumento del colesterol o las infecciones.

Un mes antes del tratamiento de fertilización, a Juliana le realizaron una biopsia cardíaca y otros estudios para conocer el estado de su corazón. También tuvo que dejar de tomar las drogas que podían causar malformaciones fetales, le reemplazaron otras y le ajustaron las dosis de algunas para que pudiera tomar hormonas para estimular sus ovarios.

El tratamiento hormonal fue en dosis muy bajas para evitar la retención de líquido y que el corazón tuviera que bombear más sangre. A los 10 días del inicio del tratamiento, le pudieron aspirar tres óvulos “de calidad”, a los que en el laboratorio les inyectaron espermatozoides del esposo con la técnica ICSI.

Los médicos le transfirieron un solo embrión para evitar un embarazo gemelar, que pondría en riesgo la vida de Juliana.

Para el director de Preservar Fertilidad, Ramiro Quintana, que formó parte del equipo médico que atendió a Juliana, la llegada de esta beba “es algo muy importante para la medicina argentina, porque es el primer nacimiento en el mundo con estas características.

Abre una posibilidad para muchas chicas y mujeres que son trasplantadas, algo cada vez más frecuente, para que si el día de mañana tienen un problema de fertilidad, podamos ofrecerles una estrategia terapéutica seria y controlada”.

En mayo pasado, cuando se confirmó el embarazo, el reproductólogo Ricardo James, del área de Endocrinología y Fertilidad del Cemic, había asegurado que “no existen antecedentes aquí ni en el resto del mundo de un embarazo logrado con técnicas de fertilización asistida de alta complejidad. Sí sabemos, por ejemplo, que hay unas 50 mujeres en los Estados Unidos que quedaron embarazadas espontáneamente”.

Publicado en Los Andes

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

7 − tres =