La sexualidad de la pareja infértil

Vivimos en una era de significativos avances científicos, donde la humanidad viene intentando poco a poco comprender algunos de los misterios que nos rodean frente a la salud, bienestar y evolución de los seres humanos. ¿Qué pasa con la sexualidad en las parejas infértiles?

Del origen del mundo a la evolución de los seres, emergen diferentes deseos. Uno de ellos y del cual  dependemos que  sigamos existiendo en el planeta tierra es  el deseo por “dejar una parte de mi” en el mundo. Así piensa la mayoría de las personas cuando llegan al periodo de la madurez reproductiva y el anhelo por un hijo o una hija, que hace parte en determinada etapa de la vida.

Sabemos que algunas parejas consiguen el embarazo normalmente mientras que otras intentan, a través de la tecnología, maneras posibles de fecundar el ovulo, buscando en los últimos procedimientos  eliminar o sobrellevar el estado de infertilidad.  Pero, ¿qué pasa con la sexualidad de la pareja cuando no se alcanza la reproducción a través del método natural?

Cuando se busca la causa de la infertilidad generalmente se menciona a la mujer,  pero esta situación también puede ser por parte del hombre.  Sabemos que  gran cantidad de  factores  pueden ser motivo de infertilidad. De las quejas mencionadas por las parejas una sobresale: la referente a la parte física y algunas veces el olvido de las emociones.

Durante los tratamientos extensivos, desgastadores  y con cierto número de fracasos, se analiza por parte de algunos profesionales el abandono de la pareja.  En una situación como esta es importante indicar a la pareja y a los profesionales de la reproducción humana, el manejo y  cuidado que requiere un proceso como éste, ya que la parte más afectada en la pareja es la emocional. No se debe supervalorizar solamente el funcionamiento del óvulo, las trompas, los ovarios, los espermatozoides, en conclusión, la parte física, que sabemos es importante y fundamental, sino también el funcionamiento como tal de la pareja y su contexto.

Estudios recientes han demostrado que el estrés crónico cambia la labor del hipotálamo (la glándula del  tamaño de una almendra localizada  en el cerebro) y ésta directamente cambia las funciones de la pituitaria. Este es solamente uno de algunos estudios que están arrojando datos. De esta forma, el último órgano citado, realiza también procesos fundamentales para la fecundación: si este sistema no está en equilibrio, influye de forma negativa, sobre todo en la mujer, y, en consecuencia en la relación de dos. Este es producto de la conexión natural entre mente y cuerpo.

Como observamos es importante que los miembros de la pareja se encuentren tranquilos, dejando a un lado la ansiedad y el estrés de las ideas de embarazo y el proceso de fertilización.  Con estas parejas es importante tratar  el deseo, la sensualidad, el amor, la pasión, el cariño y el afecto, no solamente propiciar las relaciones sexuales en el periodo fértil, sino fortalecer los lazos de cariño y afecto  y propiciar un ambiente de amor y conexión para dejar a un lado el estrés y la ansiedad. Muchas parejas suelen practicar el coito solo con el fin de la reproducción y terminan  en una situación de sexo mecánico y casi “obligado”.

Sabemos que para el éxito de un proceso de fertilización, donde tener un  hijo es el objetivo, es preciso estudiar los sentimientos y las emociones de la pareja como un “todo:  la relación entre equilibrio físico y emocional es sumamente importante y fundamental. Psicólogos, médicos, enfermeros, profesionales de la salud ya  reconocen la importancia de esta conexión.

A partir de estos conocimientos no podemos entrar en la lista de los profesionales que mantienen la relación de “alta tecnología con cero sensibilidad”. Es fundamental que en estos procesos se posibilite a la pareja el asesoramiento físico y psicológico, permitiéndoles expresar sus emociones, sentimientos, frustraciones, aspiraciones para así disminuir la ansiedad de llegar a conseguir el objetivo deseo.

Si tú estás en un proceso de fertilización o tienes pensado realizar un procedimiento como estos, te aconsejo que desde un principio preguntes qué tipo de ayuda psicológica ofrecen de acompañamiento para este gran paso.

Luisa Torres

Foto y Fuente: Revista Fucsia

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

15 + diecisiete =