La reserva ovárica: la hormona antimülleriana (AMH)

La hormona antimülleriana (AMH), también denominada «hormona inhibidora mülleriana», es una sustancia que segregan los folículos ováricos. Su determinación constituye un método novedoso para medir la reserva ovárica que va implantándose en la medicina reproductiva. La reserva ovárica es un concepto que engloba tanto la cantidad de ovocitos (óvulos) que le quedan a la mujer como la calidad de los mismos. En otras palabras, el análisis de esta hormona sirve para ver cuántos óvulos válidos todavía tiene la mujer en los ovarios.

Existen otras técnicas para medir la reserva ovárica, como la edad, la concentración de FSH del tercer día del ciclo, el recuento de folículos antrales y la respuesta ovárica a los medicamentos estimulantes. Todas ellas aportan datos útiles para que el especialista aconseje a la pareja los tratamientos que más le convienen. La determinación de la AMH está convirtiéndose en una herramienta importantísima y presenta varias ventajas en relación con las otras pruebas, ya que puede realizarse cualquier día del ciclo menstrual (no sólo el tercero, como la FSH) y no va acompañada de ecografía (a diferencia del recuento de folículos).

Si bien ninguna prueba es perfecta por sí sola ni predice con una precisión del 100% lo que acontecerá en el organismo de la mujer, el análisis de la AMH se utiliza cada vez más en endocrinología para orientar las opciones de tratamiento y calcular la probabilidad de gestación.

Fuente: rmact.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

18 − ocho =