La reproducción asistida permite eliminar enfermedades genéticas

Médicos del instituto estudian uno de los casos para reproducción asistida

Se trata de una técnica que analiza el embrión en el tercer día de su desarrollo

Las técnicas de reproducción asistida permiten eliminar enfermedades genéticas. Así lo ha detallado la directora de IVI Almería, Rafaela González, quien ha señalado que esto es posible gracias al llamado Diagnóstico Genético Reimplantacional (DGP). “Se trata de una técnica que estudia el embrión en su tercer día de desarrollo. Se le realiza una biopsia en la que se extraen células para determinar si hay enfermedades genéticas.

Una vez que se analiza este aspecto, se eligen aquellos embriones que no tengan problemas genéticos para implantarlos en la madre”. En lo que ha incidido la doctora González es en que “esta técnica no se puede llevar a cabo en todos los tratamientos de reproducción asistida, sino solamente en aquellos en los que esté especialmente indicado”. Esto es por ejemplo cuando haya enfermedades genéticas en familiares directos, en casos de mujeres con abortos de repetición, en madre por encima de los 40 años, o en aquellas que tengan otro hijo con alguna enfermedad genética diagnosticada. La directora de IVI ha indicado que se suelen realizar una media de 20 tratamientos de DGP al año.

Esta técnica requiere siempre un tratamiento de Fecundación in Vitro (FIV) con Microinyección Espermática (ICSI), para disponer de los embriones en el laboratorio. En el caso de la mujer gestante, existen dos tipos de diagnóstico de las alteraciones cromosómicas y genéticas. El mencionado DGP y el Diagnóstico prenatal (DPN) o amniocentesis, un método más común. Sobre este cabe destacar las últimas novedades sobre el llamado Test NACE (No invasivo para la determinación de cromosomas fetales 13, 18, 21 X e Y, en sangre materna). Una prueba que se realiza mediante análisis de sangre y que tal y como subrayado la directora de IVI y ginecóloga, “no sustituye a la amniocentesis ya que ésta, estudia todos los cromosomas y la DGP solo estudia cinco”. En cuanto a la actividad realizada en el instituto almeriense a lo largo del pasado año 2012, Rafaela González, ha informado que ” hemos hecho un total de 362 ciclos de reproducción asistida entre fecundaciones ‘in vitro’ e inseminaciones artificiales, nueve menos que el año anterior, unos resultados que resultan positivos ya que de todos estos ciclos, hemos logrado más embarazos que en el año anterior con más ciclos.

Así, en 2011 se consiguió embarazar a 150 mujeres mientras que en 2012 han sido 180 las pacientes que lo han conseguido. La directora de IVI ha destacado además que “la llegada del Embryoscope a nuestro laboratorio de fecundación in vitro ha sido cómplice de nuestros buenos resultados”. El Embryoscop es un avanzado incubador de embriones que permite observar al embrión minuto a minuto, desde el momento de la FIV (fecundado) hasta el de la transferencia al útero, lo que conlleva una mejora sustancial de los resultados de implantación embrionaria. El resultado de este nuevo método es más embarazos, empleando una técnica no invasiva para el embrión. González ha recordado que IVI cumple 13 años en Almería con una clínica que “ha ayudado a nacer a un total de 1.750 niños”.

Mar París

Fuente: El Almería

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

3 × cinco =