La mitad de las adolescentes que tiene relaciones queda embarazada: UAM

La mitad de las adolescentes que tiene relaciones queda embarazada: UAM
La mitad de las adolescentes que tiene relaciones queda embarazada: UAM

Aproximadamente la mitad de las adolescentes que tiene relaciones queda embarazada, a pesar de que 90 por ciento de ellas reconoce haber tenido información y acceso a métodos anticonceptivos, señaló la doctora Josefina Lira Plascencia, directora de la Coordinación de Medicina de la Adolescente del Instituto Nacional de Perinatología.

Durante su participación en el 1er. Foro Universitario de Riesgo y Embarazo en Adolescentes, organizado por el Programa UAM Saludable de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Lira Plascencia apuntó que las adolescentes inician su vida sexual a una edad cada vez más temprana (alrededor de los 14 años).

Al exponer el tema Adolescentes embarazadas y los riesgos para su salud, expuso que “el escándalo mayor” es que una gran mayoría de ellas conoce los métodos de anticoncepción e incluso señalan, en un 80 por ciento, que los utilizan y saben cómo hacerlo, dijo la investigadora al citar la más reciente Encuesta Nacional de Salud y Nutrición.

“Obviamente, una gran mayoría de las adolescentes que quedó embarazada optó por el aborto como solución”, mientras en el mundo la tasa de mujeres en edad reproductiva que abortó es de 29 por cada mil; en México, un país donde “el único lugar seguro para abortar es el Distrito Federal”, la tasa es de 38 por cada mil, lo que representa un “tremendo problema”, al que se añade el tema del riesgo para la salud y la muerte materna de las adolescentes.

Destacó que en la clínica que dirige se cuenta con una importante experiencia en la atención de la salud de adolescentes embarazadas menores de 16 años, por lo que se han podido detectar algunos de los riesgos a los que se enfrentan, entre ellos, gastrosquisis y onfalocele, defectos anatómicos del recién nacido relacionados con la pared abdominal que provoca que las vísceras abdominales del feto floten libres en el líquido amniótico, sin ningún tipo de recubrimiento y que se presentan siete veces más con respecto a embarazadas de entre 20 y 24 años de edad.

También se presentan problemas de cierre del tubo neural, secundarios a la ingesta deficiente de nutrientes, específicamente de ácido fólico, en una frecuencia dos veces mayor que en embarazadas de 20 a 24 años.

Otro padecimiento es la preeclampsia es otro de los riesgos que “en México sigue siendo la primera causa de muerte en adolescentes embarazadas”.

Sostuvo que el parto prematuro y las infecciones en vías urinarias son otros riesgos asociados al embarazo adolescente, los cuales se presentan en dos y 1.5 veces más, respectivamente, en relación con mujeres de mayor edad, además de padecer anemia, pues las mujeres jóvenes suelen tener deficientes hábitos nutricios.

La investigadora afirmó sin embargo que una adolescente que tiene un buen control perinatal tiene una buena perspectiva perinatal; sin embargo, “mientras más pequeña, más riesgo puede tener”.

Aseguró que la educación es una “invaluable” herramienta para prevenir el embarazo no planeado, como lo muestran los casos de algunos países europeos. En Suecia la educación sexual es obligatoria desde 1955; en Francia se inicia desde los 13 años y en Holanda comienza en la etapa preescolar y se integra a todas las materias.

En esos países la tasa de embarazos adolescentes es de entre 9 y 13 por ciento, mientras que en América Latina, donde el tabú en torno a la sexualidad sigue siendo importante, “tenemos altas tasas de embarazo adolescente”.

Fuente: www.oem.com.mx

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

2 × uno =