La llegada de la menopausia materna puede predecir la reserva ovárica de las hijas

La edad en la que las madres llegan a la menopausia puede predecir la fertilidad de sus hijas al determinar la cantidad de óvulos que quedan en los ovarios, según una nueva investigación publicada en ‘Human Reproduction‘. Esto es posible gracias al estudio de los niveles de la hormona anti-Mülleriana (AMH) y el recuento de folículos antrales (AFC) en las hijas y su comparación con la edad de la menopausia en las madres.

   Los investigadores descubrieron que tanto la AMH como la AFC disminuyen más rápidamente en mujeres cuyas madres tuvieron una menopausia temprana, antes de los 45 años, en comparación con las mujeres cuyas progenitoras tuvieron una menopausia tardía, después de los 55. El número de óvulos que quedan en el ovario está relacionado con una reducción en su capacidad para concebir de forma natural, ya que la cantidad y la calidad disminuyen con la edad.

   Los investigadores reclutaron a 527 mujeres con edades comprendidas entre 20 y 40 años y se las dividió en tres categorías: aquellas cuyas madres tuvieron una menopausia precoz (antes de los 45), una edad normal para la menopausia (46-54 años) y una edad tardía (mayor de 55). Los expertos usaron la ecografía transvaginal para contar el número de folículos antrales (grupos de células que contiene el óvulo inmaduro) en los ovarios de las mujeres y midieron los niveles de AMH en la sangre.

   Cada mujer nace con alrededor de dos millones de folículos, pero 400 nunca madurarán lo suficiente como para liberar un óvulo durante la fertilización en la vida reproductiva de una mujer. Los investigadores también tomaron un historial médico, incluyendo detalles sobre el hábito de fumar en las madres y las hijas, el uso de anticonceptivos orales y el índice de masa corporal (IMC).

   Los resultados de la investigación, liderada por la doctora Janne Bentzen, del Hospital Universitario de Copenhague (Dinamarca), fueron que el promedio de los niveles de AMH se redujo en un 8,6%, 6,8% y 4,2% al año en los grupos de mujeres con madres que tenían menopausias pematuras, normales o tardías, respectivamente. Un patrón similar se observó para la AFC, con un descenso anual del 5,8%, 4,7% y 3,2% en los mismos grupos, respectivamente.

   El estudio también encontró que los niveles de AMH y AFC estaban significativamente por debajo (27,3% y 26,8% menos, respectivamente) en usuarias de anticonceptivos orales en comparación con las que no los tomaban. Además, las cifras de AFC en las mujeres cuyas madres fumaron mientras estaban embarazadas fue de un 11% más bajo, pero no hubo un efecto significativo sobre los niveles de AMH.

Publicado en europa press

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

16 + Doce =