La fertilidad también tiene límites

Hay que hacer una llamada a la sensatez y a la cordura porque no es oro todo lo que reluce.
Un reciente estudio publicado en Fertility & Sterility alerta sobre la actual tendencia de bastantes mujeres, que por muchas y variadas razones, alargan sus proyectos maternales hasta edades límite.Es cierto que la ciencia médica es hoy capaz de hacer y curar cosas que hace décadas eran impensables, pero dicho esto; hay que hacer una llamada a la sensatez y a la cordura porque no es oro todo lo que reluce. Por mucho que avancemos, las leyes de la Biología son las que son y contra eso poco podemos hacer.

En ese estudio se concluye; que mujeres que recurren a técnicas de reproducción asistida cuando ya rebasaron la frontera de los 40 años se ven defraudadas por el fracaso sistemático del procedimiento.

El referido trabajo llevado a cabo en la Universidad de Yale señala que por encima de los 42 años de edad las técnicas de fecundación in vitro fracasan en el 90% de los casos. Es para pensárselo dos veces antes de recurrir a esos procedimientos o antes de posponer la maternidad a edades tan avanzadas, sin olvidar, que las enfermedades congénitas que pueden afectar al feto elevan su prevalencia y el riesgo intra-parto al que se exponen las primíparas añosas desaconsejan diferir ese tipo de planificación familiar, hoy tan al uso.

Desde mi punto de vista, muy personal, pienso que toda mujer se siente atraída por ese maravilloso fenómeno de la maternidad desde edades tempranas. Otra cosa muy distinta es que, impulsadas por las actuales circunstancias laborales, personales, económicas y sociales, se vean obligadas a retrasar hasta límites peligrosos un acontecimiento natural propio de edades más jóvenes.

Publicado en Intereconomía

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

9 − 7 =