La falta de vitamina D

La falta de vitamina D puede influir en la fertilidad
La falta de vitamina D puede influir en la fertilidad

La falta de vitamina D puede influir en la fertilidad y aumentar el riesgo de complicaciones durante el embarazo

Un déficit de vitamina D durante la gestación puede provocar la aparición de complicaciones, como la preclamsia (desarrollo de hipertensión arterial) o la diabetes gestacional; e incluso puede estar relacionada con el incremento de abortos durante las primeras semanas de embarazo. Las causas residen en las alteraciones inmunológicas asociadas a la falta de dicha vitamina, lo que conlleva el aumento de los anticuerpos, que influye de manera negativa en las enfermedades autoinmunes y altera el equilibrio de los linfocitos. “La función más conocida de la vitamina D es como reguladora del hueso y de la absorción del calcio”, explica la ginecóloga de la clínica Ginefiv, la doctora Laura Melado, “pero también tiene un papel muy importante en el sistema inmunológico, con acciones antiinflamatorias e inmunomoduladoras en el páncreas, el corazón y el sistema cardiovascular, y, por supuesto, en el sistema reproductor. Por ello su influencia tiene una gran importancia en las mujeres que están buscando el embarazo porque pude afectar directamente a la fertilidad”. La carencia de vitamina D puede estar asociada tanto a una dieta desequilibrada como a una falta de exposición solar, por lo que es importante cuidar la alimentación y tomar el sol, pero de una manera moderada y siempre bajo protección solar. Estas recomendaciones también son importantes para las mujeres que se sometan a tratamientos de reproducción asistida ya que, según investigaciones recientes, las tasas de embarazo en estos casos aumentan cuando la mujer no presenta carencia de la vitamina. Según la doctora Melado, esto se debe a que “se mejoran las condiciones del endometrio de cara a la implantación, creando una ambiente equilibrado entre células inmunes y moléculas inflamatorias para que el embrión tenga más posibilidades de implantar”. La vitamina D se puede obtener a través de alimentos que la contengan, como por ejemplo la leche, el huevo o los pescados azules (como atún y salmón), por lo que se recomienda incorporar estos productos en la dieta para aquellas mujeres que buscan el embarazo. Por otro lado, el cuerpo produce esta vitamina cuando la piel se expone directamente al sol. Esto hace que con frecuencia se denomine la vitamina de la ‘luz del sol’.

Fuente: http://noticias.lainformacion.com/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

tres × dos =