La duración de un embarazo puede variar hasta un mes

Aunque ya hace tiempo que se sabe que lo de los nueve de duración del embarazo es un mito, hasta la fecha sigue sin poderse afirmar con precisión cuándo va a dar a luz una mujer, por mucho que en esa primera visita el ginecólogo establezca una fecha aproximada. De hecho, se sabe que sólo el 4% de las mujeres da a luz cuando han pasado exactamente 40 semanas y sólo el 70% lo hace dentro de los 10 días anteriores o posteriores a la fecha prevista.

Un publicado en la revista ‘Human Reproduction’, revista líder en su campo, no sólo confirma lo que ya se sabía, sino que pone números a este desconocimiento. En concreto, las fechas de parto entre embarazos naturales pueden variar hasta en 37 días, más de un mes de diferencia que puede angustiar a los futuros papás y poner del revés todas las previsiones.

Los autores del estudio también encontraron factores biológicos asociados a la duración del embarazo. En primer lugar, las concepciones que tardaban más tiempo en implantarse también alargaban el parto. Además, cuando las mujeres tardaban más en experimentar una subida natural de la progesterona (una hormona que ahora se administra artificialmente a la mayoría de las embarazadas) sus embarazos eran una media de 12 días más cortos que los del resto.

El estudio tiene una importante implicación práctica, más allá de que los padres hagan planes sobre la fecha de la llegada del bebé. Hasta ahora, el ginecólogo se decide a intervenir ‘artificialmente’ cuando el parto se ha retrasado demasiado. Sabiendo, como demuestra este estudio, que ese ‘demasiado’ puede ser normal, quizás las cosas tengan que cambiar. Para los autores, dada la variabilidad observada, será complicado desarrollar un test que calcule la fecha exacta del parto, pero creen que su estudio “tendrá implicaciones en la investigación en este campo”.

Fuente: elmundo.es

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

5 + dieciseis =