La crisis retrasa tratamientos con donación de óvulos por el retraso a la maternidad en España

La crisis económica ha hecho que en los últimos cinco años se tripliquen los tratamientos con donación de óvulos debido a que la precaria situación económica obliga a numerosas parejas a retrasar su paternidad lo que, posteriormente, les obliga a recurrir a esta técnica de reproducción.

Esta es una de las principales conclusiones de la jornada «Temas Actuales de Reproducción Asistida», organizada por la Fundación Ginefiv, la Universidad Autónoma de Madrid y la Universidad de Alcalá.

Según los expertos en reproducción asistida, siete de cada diez parejas españolas en edad reproductiva han retrasado la decisión de tener un hijo por la actual coyuntura económica y laboral, una situación que ha originado un aumento en la media de edad de las pacientes que se someten a un tratamiento de reproducción asistida, situándose en más de 38 años. A partir de esa edad, explican, disminuye la reserva ovárica y los óvulos presentan peor calidad.

Además, la inestabilidad laboral está provocando un incremento del estrés que repercuten en la capacidad reproductiva tanto de las mujeres como de los hombres.

En una nota de prensa de la clínica de reproducción asistida Ginefiv, los expertos alertan de que el retraso de la maternidad implica mayores dificultades a la hora de conseguir el embarazo y riesgos durante la gestación, así como consecuencias en el desarrollo demográfico y social en España.

Como consecuencia de su situación económica, en los últimos cinco años la donación de ovocitos se ha triplicado al tratarse del método más eficaz para hacer frente al envejecimiento ovárico y cada vez son más las mujeres que deben de acudir a esta técnica para poder concebir, al disponer de escasos óvulos o con anomalías cromosómicas.

Con la donación, en el caso de las mujeres mayores de 40 años, las posibilidades de embarazo se multiplican por siete, según explica la coordinadora de Ginecología de la clínica Ginefiv, Victoria Verdú.

El retraso de la maternidad ha provocado un cambio del perfil de los pacientes que se someten a tratamientos de reproducción asistida y mientras que en 2007, los mayores de 35 años eran el 48%, actualmente representan más del 62%. Además, las pacientes más jóvenes (menores de 35 años) sólo suponen el 26 % del total.

Por último, los expertos advierten de que la donación suele ser la última alternativa a tener en cuenta por los pacientes, ya que supone una pérdida de la carga genética y con fuertes implicaciones emocionales. Por eso, añaden, es importante asegurar el éxito de este tratamiento a través de la sincronización entre la receptora y la donante.

efe / madrid

Día 16/03/2013 – 03.04h

Publicado en ABC

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

cinco × 1 =