La apendicectomía no amenaza la fertilidad femenina

El 39 por ciento de las más de 76 mil mujeres que habían tenido una apendicectomía quedó embarazada en los 10 años posteriores a la cirugía, según publica Fertility and Sterility.

Una apendicectomía no reduciría la posibilidad de tener hijos. De hecho, un equipo de Reino Unido halló que las mujeres a las que se les había extirpado el apéndice eran más propensas a quedar embarazadas que aquellas sin esa cirugía.

El doctor Alan B. Copperman, que dirige la División de Endocrinología Reproductiva del Centro Médico de Mount Sinai, de Nueva York, y que no participó del estudio, consideró que los resultados son “traquilizadores”.

“Siempre consideramos que la apendicectomía era un factor de riesgo de la infertilidad. Este estudio nos demuestra que no es la cirugía lo que necesariamente aumenta el riesgo en las pacientes”, dijo.

Aun así, advirtió: “No concluiría que la fertilidad femenina mejora con la apendicectomía”.

La cirugía es una de las más comunes en Estados Unidos; se utiliza para tratar la apendicitis. Uno de cada 14 estadounidenses tendrá apendicitis, generalmente entre los 10 y 30 años.

La ruptura del apéndice y las infecciones pélvicas después de las apendicectomías elevan el riesgo de padecer infertilidad. Algunos estudios habían sugerido también que la apendicectomía dañaría la fertilidad femenina, quizá al dejar tejido cicatricial adherido a las trompas de Falopio, lo que impediría que el óvulo llegue al útero.

“Muchas pacientes pensaban que quedarían estériles con la apendicectomía”, dijo el doctor Sami Shimi, cirujano de la Universidad de Dundee, Escocia, y coautor del estudio. “Pero cuando analicé los estudios que lo respaldaban, la evidencia era realmente débil”, agregó.

Entonces, el equipo de Shimi revisó uno de los archivos digitales de historias clínicas más grande del mundo, la Base de Datos para la Investigación en Atención Primaria de Reino Unido.

El 39 por ciento de las más de 76 mil mujeres que habían tenido una apendicectomía quedó embarazada en los 10 años posteriores a la cirugía, según publica Fertility and Sterility, comparado con apenas el 28 por ciento del doble de las mujeres a las que no les habían extirpado el apéndice.

Aunque el seguimiento de este segundo grupo fue más corto, la brecha en la fertilidad se mantuvo tras controlar la edad, el uso de métodos anticonceptivos, la cantidad de internaciones previas y otros factores.

Pero Copperman instó a no sacar demasiadas conclusiones de ese resultado. “Cuando uno mira hacia atrás y retrospectivamente analiza bases de datos muy grandes, se pregunta si existirían factores confundentes o sesgos que alterarían los resultados”, dijo.

El equipo sigue pensando en el extraño hallazgo y está trabajando para determinar si es un fenómeno biológico real o si existe una característica única en las mujeres con apendicectomías.

Por ahora, Shimi señaló que las mujeres no deberían preocuparse por consecuencias reproductivas si necesitan una apendicectomía. “Ese temor no tiene fundamentos”, aseguró el autor.

Fuente y foto: Terra

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

3 × 5 =