Investigadores descubren proteína necesaria para la fertilidad. Realiza diferentes funciones en el espermatozoide y ovulo

Investigadores descubren proteína necesaria para la fertilidad. Realiza diferentes funciones en el espermatozoide y ovulo
Investigadores descubren proteína necesaria para la fertilidad. Realiza diferentes funciones en el espermatozoide y ovulo

La proteína necesaria para la fertilidad en ambos sexos realiza funciones claramente distintas en los gametos masculinos y femeninos, de acuerdo con un estudio pionero, que incluyó a investigadores de la Universidad de Georgia del Colegio de Medicina Veterinaria. Conocido como BRWD1, la proteína controla la expresión génica en la maduración de espermatozoides mientras que promueve la condensación de cromosomas y la estabilidad en las células femeninas llamadas ovocitos, que se convierten en ovulos.

La investigación realizada por la facultad en la Universidad de Georgia, la Universidad de Cornell de Medicina Veterinaria, fue publicada en la revista Journal of Cell Biology.

“Estos resultados nos darán pistas importantes hacia la meta de la comprensión de los mecanismos involucrados en la pérdida del embarazo precoz y la infertilidad”, dijo el coautor del estudio, Rabindranath De La Fuente, profesor asociado en el departamento de la universidad de la fisiología y la farmacología. “Sabemos desde hace tiempo que la estabilidad de los cromosomas es crucial para un embarazo exitoso.

“La proteína BRWD1 es fascinante, ya que sirve para funciones completamente diferentes, tanto en el esperma y ovulos. En los ovocitos, que todavía tenemos que determinar los mecanismos epigenéticos que conducen a la inestabilidad cromosómica. Este estudio contribuye a nuestra comprensión de los mecanismos de la condensación de los cromosomas en la célula germinal femenina. “

Los cambios en la estructura de la cromatina durante la maduración en los espermatozoides y ovocitos

En los mamíferos machos, cuando la meiosis se completa, las células resultantes llamadas espermáticas experimentan rápidos cambios estructurales para que sean funcionales. Rompen su citoplasma, brotan colas y sustituyen a la mayoría de sus histonas con proteínas denominadas protaminas, que tensa aún más su ADN. En los ovocitos pre-ovulatorios, como los genes cerrados, su heterocromatina se reúne a lo largo del borde del nucléolo. En su estudio, los investigadores tienen la hipótesis de que BRWD1 era responsable de orquestar los cambios postmeióticas que se producen en ambos sexos.

Se determinó que en el esperma, cuando BRWD1 está ausente, las transcripciones de cientos de genes específicos para el desarrollo de los espermatozoides se reducen notablemente, lo que sugiere que en los hombres BRWD1 es responsable de regular la actividad genética.

Por el contrario, en los ovocitos, la falta de BRWD1 resulta en un aumento de la mala información a través de los ARN no codificantes, y sólo tres genes mostraron un aumento espectacular en la expresión. Los cromosomas eran a menudo anormalmente largos o fracturados, y las cromátinas no condensan correctamente o estaban pegadas entre sí. En otras palabras, BRWD1 es necesario para la estabilidad de los cromosomas durante la meiosis femenina.

“Es notable que la misma proteína, BRWD1, ha evolucionado para realizar diferentes funciones en el desarrollo del esperma y los ovulos que muestran que los procesos evolutivos pueden ser muy eficientes”, señaló John J. Eppig, profesor emérito del Laboratorio Jackson, quien colaboró en el proyecto.

Fuente: http://phys.org

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

14 − 10 =