Fertilidad de los hombres disminuyendo en forma preocupante en países desarrollados, advierten expertos

¿Hacia dónde se dirige la humanidad? ¿Es su destino desaparecer? Aunque la pregunta parece sacada de alguna película apocalíptica, puede que empiece a cobrar cada vez más vigencia, un estudio sugiere que ya es un buen momento para plantearse la pregunta.

Una investigación hecha por la Universidad Hebrea de Jerusalén ha descubierto que el conteo de esperma (número de espermatozoides en el semen) en hombres de Estados Unidos, Europa, Australia y Nueva Zelanda, ha caído en 52.4% en menos de 40 años.

Este hecho apunta claramente a una drástica disminución en la fertilidad masculina en el mundo desarrollado. El conteo total de esperma, en tanto, cayó 59.3% entre 1973 y 2011. De acuerdo a los propios investigadores, esto es un llamado de alerta para los hombres.

“Es una clarinada de alerta. Significa que tenemos un serio problema con la salud de los hombres en el mundo occidental”, dice el investigador jefe de la Escuela Hadassah de Salud Pública de la universidad, Hagai Levine.

El conteo de esperma es un indicador de la salud general de los varones tanto como de su fertilidad. Aunque se analizó datos de todo el mundo, la tendencia se reflejó en las cuatro regiones señaladas. El siguiente paso es estudiar las causas de la infertilidad masculina.

“De investigaciones previas sabemos que la exposición a químicos creados por el hombre, especialmente durante el periodo crítico de desarrollo del sistema reproductivo en la vida prenatal, en las fases tempranas del embarazo, puede perturbarlo severamente”, sostiene Levine.

Esto puede traducirse más tarde en la vida como un bajo conteo de esperma y problemas de fertilidad, añade. El estudio se respalda en factores como la edad, actividad sexual y tipos de hombres, lo que lo hace más fiable.

“Si por ejemplo tienes 50 estudios en un país y todos muestran la misma tendencia de declive en conteos de esperma, incluyendo diferentes métodos de conteo en diferentes grupos de hombres, es mucho más probable que sea real”, dice el profesor Daniel Brison, director científico en el Departamento de Salud Reproductiva de la Universidad de Manchester.

Y el declive no muestra signos de ir más lento. Los especialistas afirman que una investigación mas profunda es urgente. La regulación de los factores ambientales que estarían contribuyendo a la situación podría ser parte de la solución.

Fuente: panamericana.pe

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

1 + diecinueve =