Estos son los otros enemigos de la fertilidad masculina

Calzoncillos apretados, entrenamiento en bicicleta y saunas también podrían a los hombres

Moderar el consumo de alcohol, llevar una dieta sana y abandonar el cigarrillo. Esas son las recomendaciones típicas que los expertos dan a aquellos hombres con problemas para tener un hijo.

Sin embargo, un reciente estudio de las universidades británicas de Sheffield y Manchester, en el que participaron 2.249 hombres, asegura que ningún factor parece tener un impacto negativo tan marcado en la calidad del semen como el uso de calzoncillos apretados.

La investigación, cuyas conclusiones se publicaron en la revista Human Reproduction, encontró que aquellos voluntarios cuyo semen tenía una baja concentración de espermatozoides no usaban calzoncillos sueltos.

“La exposición al calor altera la producción de espermatozoides y es lógico que los calzoncillos muy apretados acaloren esa área”, explica el urólogo del hospital San Ignacio de Bogotá José Miguel Silva.

De ese principio de la temperatura se deriva otro hecho, igualmente, poco conocido: el uso frecuente de saunas y baños turcos también puede ser una causa de infertilidad temporal en los hombres.

Otra causas

Pero no solo el calor perjudica la producción de espermatozoides. Hace tres años, un estudio llevado a cabo con triatletas y dirigido por la Escuela de Medicina de la Universidad de Córdoba (España) concluyó que la calidad del esperma disminuye drásticamente con el entrenamiento riguroso en una bicicleta.

Según la investigación, los ciclistas que recorren más de 300 kilómetros a la semana tendrían menos del 4 por ciento de semen aparentemente normal, debido principalmente a la fricción de los testículos con el asiento. El problema, dice Silva, es que el exceso de contacto con el sillín de la bicicleta “causa impacto en la erección, porque afecta el funcionamiento de los nervios del pene”.

Hay otros factores que, según los expertos, no se pueden relacionar de manera directa con la infertilidad y son difíciles de medir, pero que también deben tenerse en cuenta.

“El estrés, la contaminación, la exposición continua a sustancias químicas tóxicas en el sitio de trabajo, una mala alimentación y algunos traumas antiguos en la zona que tiene que ver con el aparato reproductor influyen en que disminuya la capacidad de producir semen de buena calidad”, concluye el médico Juan Carlos Mendoza, especialista en fertilidad humana.

Las causas conocidas

Además del abuso de drogas como la cocaína y del consumo de alcohol y cigarrillo, hay otros factores de riesgo que los hombres deben tener en cuenta, como la existencia previa de enfermedades de transmisión sexual y algunos males infecciosos, como las paperas.

Alertas

 

¿Cuándo consultar?

En términos médicos se habla de infertilidad cuando una pareja que lleva más de un año teniendo relaciones sexuales sin protección es incapaz de conseguir un embarazo. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 15 por ciento de las parejas tiene problemas para concebir durante el primer año.

Un problema que cuesta reconocer

Hay consenso entre la comunidad médica en que la sociedad colombiana es cada vez menos machista, pero esto no implica que los hombres acepten ahora con mayor facilidad un problema de infertilidad. “La mayoría de los colombianos, cuando tiene problemas para tener hijos, presume que la culpa es de la mujer y tiene mucha resistencia a visitar al médico. Es muy difícil que el hombre sea el primero en llegar al consultorio y acepte que es él el del problema”, explica el urólogo José Miguel Silva. Aproximadamente, en el 40 por ciento de las parejas infértiles el problema se debe a un factor masculino y en otro 40 por ciento, a uno femenino.

Fuente y foto: el tiempo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

catorce − siete =