Esta noche no, mi amor… ¡recuerda que tengo Endometriosis!

Vamos a ser francos: Endometriosis y sexo no mezclan bien. Esta enfermedad no ayuda a crear una experiencia íntima y positiva con nuestra pareja.

Yo soy de las que dice a menudo “Esta noche no, mi amor…”, pero con el tiempo he aprendido cómo manejar este efecto secundario tan terrible de la endometriosis.

Que nadie se equivoque: endometriosis es una enfermedad que no solo afecta a la mujer que la padece; afecta también tremendamente a su compañero (esposo-novio), por lo que es crucial manejar la enfermedad juntos como pareja.

Primero, hablemos del porqué algunas pacientes con endometriosis experimentan dispareunia (dolor durante la relación sexual): las lesiones de endometriosis pueden obstruir, pegarse a, o hasta  invadir tejidos y órganos; producen sustancias inflamatorias conocidas como prostaglandinas e histaminas que irritan el tejido que está alrededor de las lesiones; causan cicatrices que bloquean los vasos sanguíneos; y pueden hacer que nuestros receptores para el dolor sean más sensitivos. Una de las causas mayores de dolor durante las relaciones sexuales, particularmente cuando hay penetración profunda, es la endometriosis en el culdesac (la pared que se encuentra entre el recto y la vagina). Si combinamos estos aspectos físicos de la enfermedad con los tratamientos que por lo general afectan nuestro apetito sexual, añadimos a todo ésto que nuestras hormonas están por las nubes, que por lo general aumentamos de peso y que no nos sentimos muy atractivas que digamos… tendremos como resultado la receta perfecta para que se escuche un “Esta noche no, mi amor…” pronto… en un cuarto cerca de usted… Más aún, no olvidemos que la infertilidad es otro factor importante en esta receta.

Algunas de nosotras vivimos de mes a mes tratando de concebir, mientras tomamos medicamentos de fertilidad que hacen del sexo lo último que pasa por nuestras mentes. Cuando estamos teniendo sexo sólo porque nuestros sueños de fertilidad dependen de ello, a veces olvidamos en el proceso que el sexo puede y debe ser un compartir íntimo entre dos personas, y también que puede y debe ser divertido!

Y entonces, ¿qué podemos hacer? ¿Tapar nuestros ojos y tratar de ignorar la frustración que sentimos? Eso no resolverá nada lo sé, yo lo he hecho. Quiero compartir con ustedes algunas cosas que he aprendido con el tiempo, tanto por experiencias personales como a través de conversaciones con otras mujeres que padecen de endometriosis.

  • Tienes que trabajar mano a mano con tu pareja. Esta es la regla más importante. Los problemas que son de dos no pueden ser solucionados por uno. Trabajen juntos para encontrar aquello que funciona para los dos como pareja. Esto incluye que tu pareja te acompañe a las citas médicas y que lo animes a que él le haga sus propias preguntas al médico. No tengan miedo de buscar ayuda profesional si los problemas entre ustedes son demasiado grandes y complicados busquen la ayuda de un profesional (psicólogo, terapista sexual, psiquiatra) que entienda esta enfermedad. Culpas, dudas, miedo, coraje, tristeza y hasta vergüenza son sentimientos comunes que sufre la pareja a causa de la endometriosis. No hay nada malo en buscar ayuda psicológica y emocional, y buscar ayuda no quiere decir que es cierto eso de que “tu dolor es imaginario” o “todo esto es un invento de tu cabeza”.
  • Busca tratamiento para la endometriosis. Estudios han demostrado que la eliminación de los implantes de endometriosis de todas las áreas afectadas puede ayudar a eliminar completamente los síntomas, y hasta ayudar a aumentar la fertilidad. Encontrar a un doctor que sea diestro en el tratamiento de la endometriosis puede ser tu primer paso para sentirte mejor.
  • Siempre hay un buen momento para todo. Por ejemplo, muchas mujeres se sienten mejor físicamente justo después de la ovulación. Identifica cuál es tu mejor momento, los días cuando te sientes mejor, con menos dolor, y planifica con tu pareja para hacer algo especial esos días. Yo llamo esos momentos ‘espontaneidad planificada’.
  • Lubricación, lubricación y más lubricación…Y después, lubrica más. Las terapias para la endometriosis pueden causar resequedad vaginal, como también pueden hacerlo las cirugías (por ejemplo la remoción de ovarios). Hay muchos productos disponibles en el mercado que pueden ayudar con este problema.Algunos de ellos son: KY jelly, Astroglide, y GineMoistrin.Nota importante: Si están tratando de concebir no deben usar estos productos ya que pueden disminuir la motilidad de los espermatozoides o hasta destruirlos. De igual forma, si están utilizando condones para prevenir embarazo, estos productos pueden debilitar el plástico del condón. Pregúntale a tu ginecólogo por una forma segura que pueda ayudarlos en su situación particular.
  • Detén el dolor antes de que empiece. Si lo necesitas, toma medicamentos para el dolor el día antes de que llegue tu menstruación, pero recuerda no excederte con los medicamentos!
  • Recuerda que hacer el amor no se limita a la penetración. La intimidad puede darse a través de muchas maneras: abrazarse, besarse, acariciarse, tocarse… Ustedes pueden sacarle el mejor partido a estas experiencias usando velas, música romántica, compartiendo un vino, bailando, bañándose juntos, o haciendo cualquier actividad que disfruten ambos. Lo mejor de todo es que estas actividades pueden hacerlas aún cuando no te sientes perfectamente bien, de manera que ambos puedan disfrutar su intimidad.
  • Comunicación. Establezcan una señal que le indique a tu pareja cuando estás lista para la penetración. Tómenlo suave, y sin prisa.
  • ¡Diviértanse! Experimenten con posiciones que ambos puedan disfrutar. Mujer arriba y lado a lado son posiciones muy populares con las “chicas endo”, pero ustedes pueden encontrar las mejores para ustedes.

Tener endometriosis no tiene que significar la muerte de tu relación. De hecho, esta condición podría hasta unirlos más como pareja. He encontrado que existe una gran necesidad de ser honestos y de abrir la comunicación entre la pareja.

Tener una buena comunicación puede lograr que su relación sea mucho más feliz, tanto dentro como fuera del cuarto… Posiblemente no logren esto de la noche a la mañana, pues constituye un proceso lento y hay mucho que aprender, pero lo más importante es aprender juntos.

Traducido por: Idhaliz Flores, Ph.D.

Basado en el artículo titulado “Not tonight, honey… I have endometriosis”,
por Heather Guidone, http://www.PowerProse.com

Fuente: vive plena

One thought on “Esta noche no, mi amor… ¡recuerda que tengo Endometriosis!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

11 + dos =