Emiten alerta sanitaria en México por productos “milagro” , uno para bajar de peso y el otro para fortalecer espermatozoides

La alerta sanitaria es contra dos productos que se promueven por Internet, uno para bajar de peso y el otro como potencializador sexual que contienen Sibutramina y Sildenafil.

Victoria • El comisionado estatal de Protección Contra Riesgos Sanitarios (Coepris), Alfredo López de León, indicó que Sibutramina está considerada como posible agente de cáncer y la otra sustancia también prohibida, puede causar severos daños a la salud.

Detalló que luego de que la Secretaría de Salud a nivel federal emitiera una alerta sanitaria contra los productos: Japan Rapid Weight Diet Pills Yellow y France T253, la dependencia a su cargo inició un operativo especial en los 43 municipios del estado para decomisar dichos productos en el mercado.

Explicó que el producto Japan Rapid Weight Diet Pills Yellow, que se promueve supuesta mente para bajar de peso contiene la sustancia prohibida Sibutramina y Fenolftaleína, que se usa como laxante y es considerada incluso como posible agente de cáncer.

El otro producto, France T253, contiene la sustancia Sildenafil, exclusiva de medicamentos, se promueve como “potencializador sexual” y para el tratamiento de la eyaculación precoz y el fortalecimiento de los espermatozoides, ambos productos se anuncian por Internet, dijo.

Manifestó que la Coepris intensificó la vigilancia sanitaria en establecimientos, como farmacias, boticas, droguerías, tiendas de autoservicio, tiendas departamentales, mercados públicos, tianguis, tiendas naturistas y tiendas de productos vitamínicos, entre otros.

El funcionario enfatizó que los suplementos alimenticios no deben manifestar en su etiquetado leyendas alusivas a diagnósticos, tratamientos, curas o prevención de ninguna enfermedad o padecimiento, ni síntoma asociado a la misma dado que no son medicamentos.

Aseguró que los suplementos tienen la finalidad de complementar los nutrientes que ciertas personas no obtienen en su alimentación diaria, pero sustituir con ellos un tratamiento médico formal puede afectar la salud de quienes tienen padecimientos.

Publicado en Milenio

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

3 + cinco =