El Síndrome de hiperestimulación ovárica

El Síndrome de hiperestimulación ovárica

De manera habitual las mujeres producen la ovulación de un ovocito al mes. Cuando existe algún problema de fertilidad y la pareja acude al centro de reproducción unos de los procedimientos a seguir es la estimulación ovárica.

De manera habitual las mujeres producen la ovulación de un ovocito al mes. Cuando existe algún problema de fertilidad y la pareja acude al centro de reproducción unos de los procedimientos a seguir es la estimulación ovárica. Este proceso consiste en proporcionar medicamentos a la paciente para provocar la maduración de múltiples folículos y poder obtener un gran número de ovocitos en el momento de la punción folicular.

Aunque consiste en un tratamiento controlado puede que las dosis afecten de manera exagerada y se produzca una hiperestimulación. El Síndrome de hiperestimulación ovárica se produce en presencia de la hormona hCG. Los síntomas para el SHO consisten en distensión abdominal, dolor en el abdomen, aumento de peso y hasta puede provocar disminución de la ficción y hasta problemas para respirar.

Existen un conjunto de factores de riesgo para el SHO.

 ■ Se ha visto que las mujeres menores de 30 años tienen más receptores de gonadotropinas y más folículos predispuestos a una mayor respuesta.

 ■ Hay algunos autores que han determinado que las mujeres con un índice de masa corporal bajo también son más propensas al SHO.

 ■ También se ha relacionado el SHO con el síndrome de ovarios poliquísticos (SOP) debido a que las características físicas de estas pacientes favorecen la respuesta exagerada a la estimulación.

 ■ Unos niveles elevados de estradiol o estrógenos en el momento de la administración de la medicación también podría desencadenar la reacción exagerada.

Pese a que existen unos factores de riesgo cualquier mujer podría sufrir una hiperestimulación ya que no existe ningún marcador exacto que nos pueda decir con seguridad si una mujer puede sufrir este síndrome o no.

Este artículo no pretende asustar a nadie, lo único que queremos es mentalizaros y mostrar la realidad. Las técnicas de reproducción asistida son muy beneficiosas y han avanzado mucho a lo largo de los años, pero también hay que tener en cuenta los posibles riesgos. Hay que dejar actuar a los médicos y seguir sus consejos, por mucha información que nos llegue ellos son los profesionales. También hay que ser positivos y no pensar que todo lo malo nos va a pasar a nosotros, por suerte el SHO es un mal menor, y aunque provoque la cancelación del ciclo sólo requiere adaptación de la medicación y un poco más de paciencia para probar en el ciclo siguiente.

Muchos ánimos a todos los que habéis pasado por esto y sobretodo fuerza para seguir intentando conseguir lo que deseáis.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

cuatro × 4 =