El insomnio o dormir poco pueden reducir los niveles de testosterona

El insomnio o dormir poco pueden reducir los niveles de testosterona
El insomnio o dormir poco pueden reducir los niveles de testosterona

Nada mejor que un buen descanso para recuperar las energías y comenzar un nuevo día. Sin embargo, con el ritmo de vida actual muchas personas no duermen lo suficiente sin darse cuenta de cuánto pueden perjudicar su salud. Entre otros efectos negativos que puede tener la falta de sueño, un nuevo estudio acaba de añadir la reducción de los niveles de la testosterona en los hombres. Aquí te contamos más detalles sobre este hallazgo.

Si las urgencias de la vida cotidiana te están quitando horas de sueño, quizás sea hora de que empieces a reconsiderar la necesidad de dormir lo suficiente. ¿Por qué? Porque un estudio reciente ha encontrado una relación entre el buen descanso y los niveles de la testosterona, la hormona masculina que no sólo afecta la vida sexual y la reproducción, sino que también tiene una función crítica en el desarrollo de la masa muscular y la densidad y la fuerza de los huesos.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Chicago, en Estados Unidos, encontró que dormir poco puede reducir los niveles de testosterona. En detalle, calculan que una semana de pérdida de sueño sería capaz de disminuir los niveles de esta hormona hasta en un 15 por ciento. Esto tiene varios efectos negativos, ya que un nivel bajo de testosterona se asocia con una disminución en la libido o en el deseo sexual, con falta de concentración y cansancio o fatiga.

Los niveles bajos de testosterona en los hombres, cuando se encuentran por abajo del rango normal, se convierten en un trastorno que se conoce como hipogonadismo y pueden causar, además de los síntomas mencionados, disfunción eréctil, producción deficiente de esperma y agrandamiento de los pechos. Con el tiempo, también puede producir la pérdida de vello del cuerpo, disminución de los músculos y de la fuerza física, mayor acumulación de grasa, debilitamiento de los huesos (osteoporosis), alteraciones en el estado de ánimo y reducción en el tamaño de los testículos.

Los niveles de testosterona comienzan a bajar en los hombres a partir de los 40 años de edad, entre 1 y 2 por ciento por año, aunque hay estudios que sugieren que la edad por sí sola no es la única responsable de esta disminución, sino que también influye el estado de salud en general, tal como te hemos contado en este otro artículo de VidaySalud.com.

Ahora, además, los resultados de este estudio – que fueron publicado en el Journal of the American Medical Association – agregan el buen descanso para mantener los niveles de testosterona adecuados.

En detalle, los investigadores compararon los niveles de testosterona de diez hombres jóvenes luego de una semana de dormir de manera normal y luego de hacerlo durante menos tiempo que el habitual. En la primera semana, los participantes durmieron 8 horas por noche en sus casas y luego lo hicieron durante 10 horas por tres noches y 5 horas durante 8 noches en un laboratorio de sueño.

Al analizar los cambios en el nivel de testosterona, encontraron que éstos habían disminuido entre un 10 y un 15 por ciento luego de la primera semana de poco sueño, en comparación con los primeros estados de descanso. Este bajo nivel de testosterona también se asoció con una pérdida de vigor entre los participantes.

Por eso es importante que todos duerman bien, independientemente de la edad, ya que el efecto sobre la testosterona que produce el sueño escaso podría ser similar al que provoca un envejecimiento de entre 10 y 15 años. Y no sólo eso, es sabido que el buen descanso interfiere con muchas otras funciones del cuerpo y ayuda a mantener la buena salud, no sólo de los hombres sino también de las mujeres.

Fuente: www.vidaysalud.com/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

uno × 5 =