El cromosoma Y masculino podría no ser tan necesario para la reproducción

El cromosoma Y masculino podría no ser tan necesario para la reproducción
El cromosoma Y masculino podría no ser tan necesario para la reproducción

El cromosoma Y suele concebirse como definitorio del sexo masculino. Sin embargo, de acuerdo a una investigación liderada por Monika Ward, una bióloga especializada en reproducción de la Universidad de Hawái en Honolulu, sólo se necesitan 2 genes del cromosoma Y masculino para la concepción.Este descubrimiento permite encontrar nuevas maneras de ayudar a los hombres considerados infértiles para que sean capaces de tener hijos. Existe una enfermedad conocida como “azoospermia” que no permite que los hombres produzcan esperma sano, y de desarrollarse esta rama de investigación, es posible que puedan crearse tratamientos para permitirles concebir.

¿En qué consistió el estudio de la Universidad de Hawái?

Los científicos inyectaron 2 genes cromosómicos Y en los embriones de ratones que carecían del cromosoma Y, y encontraron que éstos crecían hasta convertirse en ratones adultos capaces de reproducirse, aunque no de la típica manera, sino a través de técnicas de reproducción asistida.

Solamente se necesitan 2 genes del cromosoma Y para poder tener hijos a través de la reproducción asistida, indica Ward. Los científicos detallaron sus hallazgos el pasado jueves en la revista Science.

Investigaciones previas demostraron que al insertar el gen conocido como “Sry” en los embriones de ratón, genéticamente femeninos, era posible cambiar el destino de los ratones, afirmó Ward. Incluso teniendo solamente 2 cromosomas X, los ratones se desarrollaron como hombres. Estos ratones desarrollaron testículos y produjeron células precursoras del espermatozoide conocidas como espermatogonia, si bien no catalogaban como esperma.

En el Nuevo trabajo, los investigadores agregaron otro tipo de genes cromosómicos, uno a la vez, en los embriones. A través del proceso de ensayo y error, el proceso finalmente reveló que un gen conocido como “Eif2s3y” ayudó a estas células precursoras a desarrollar espermátides, o espermatozoides inmaduros.

Los espermátides son células redondeadas, sin la característica cola que suelen tener los espermatozoides maduros para nadar hacia los óvulos y fecundarlos. Esto implica que si bien los ratones inyectados con genes “Sry” y “Eif2s3y” son de sexo masculino y capaces de producir células reproductivas, no pueden concebir por sí mismos, sino que requieren asistencia.

Para comprobar que la reproducción de estos ratones es posible a través de técnicas de reproducción asistida, los investigadores inyectaron los espermátides directamente en los óvulos, logrando efectivamente fecundarlos. Explicaron que si bien el cromosoma Y entero es probable que permita la reproducción de manera tradicional, estos 2 genes permiten desarrollar los espermatozoides.

No se trata de eliminar el cromosoma Y de la ecuación reproductiva, o a los hombres, sino que queremos comprender qué tan necesario es y para qué, afirmó Ward.

Las féminas de ratón obtenidas a través de este método de reproducción eran fértiles, capaces de parir crías sanas. Los investigadores no ahondaron en si los ratones obtenidos a través de este método podían concebir de la manera convencional. En esencia, no deberían ser capaces de reproducirse de manera tradicional, pero si a través de técnicas.

Fuente: Livescience

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

10 − Nueve =