El colesterol alto afecta la fertilidad de las parejas

Según un estudio por el Journal of Clinical Endocrinology, el colesterol elevado puede afectar a la fertilidad de las parejas.

La incidencia del colesterol sobre la salud de la población no solo está caracterizada por el aumento del riesgo cardiovascular, sino que según un reciente estudio publicado por el Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism, el colesterol elevado también puede afectar a la fertilidad de las parejas.

El análisis al que el artículo hace referencia se enmarcaba dentro de un estudio más amplio en el que se pretendía comprobar la posible incidencia que tenía para la fertilidad la exposición a múltiples sustancias. Los datos referidos en este caso se centran en el control que se llevó a cabo de los niveles de colesterol y hábitos de vida de las 501 parejas participantes, todas ellas estaban intentando tener un hijo, pero ninguna estaba siendo sometida a tratamientos de fertilidad.

Se analizó, por tanto, el colesterol registrado por mujeres de entre 18 y 44 años, y hombres mayores de 18 sin límite de edad. Este control de las parejas se llevó a cabo hasta el momento de la concepción, sin embargo, aquellas que no lograban quedarse embarazadas fueron monitorizadas durante un periodo máximo de un año.

Para el estudio se tomaron muestras de sangre con el fin de conocer sus niveles de colesterol total (sin diferenciar entre HDL y LDL). De esta manera se descubrió que las parejas en las que ambos miembros presentaban niveles de colesterol superiores a lo recomendado (200 mg/dL), la dificultad para concebir era superior a aquellas en la que ninguno excedía los niveles de colesterol. Además, los casos en los que sólo la mujer tenía colesterol, la dificultad también era mayor, poniendo de manifiesto que el nivel de colesterol del hombre no es tan relevante, ya que en los casos en los que era el varón el que tenía el colesterol elevado, no se produjo un retraso significativo en la concepción.

Parte de la explicación ofrecida por los científicos en relación a estos datos, centra su atención en la incidencia que el colesterol tiene en la segregación de las hormonas sexuales, testosterona y estrógeno. Dependiendo de los niveles de colesterol, se pueden producir diferentes niveles de hormonas, dificultando en ocasiones el proceso de fecundación.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

dieciseis + 11 =