Después de la FIV, algunas mujeres quedan embarazadas sin ayuda

Por Kerry Grens

A pesar de que se las considera “infértiles”, algunas parejas que realizaron un tratamiento de fertilidad pueden, luego, tener hijos naturalmente.

En un estudio francés, algunas parejas ya habían tenido hijos mediante fertilización in vitro (FIV), mientras que otras tuvieron un bebé después de un tratamiento sin éxito.

“La mayoría de las parejas infértiles piensan que no pueden concebir espontáneamente, pero nuestro estudio demuestra que (eso) es posible”, dijo por correo electrónico la doctora Pénélope Troude, del Instituto Nacional de Investigación Médica (INSERM, por su nombre en inglés) de Francia.

“Los resultados deberían darles esperanza a las parejas que hicieron un tratamiento sin éxito”, escribe el equipo de Troude en la revista Fertility and Sterility.

Los autores reunieron información sobre 2.100 parejas que habían iniciado un tratamiento de fertilidad en Francia a comienzo de este nuevo siglo. Unas 1.300 parejas tuvieron un hijo por FIV.

Entre ocho y 10 años después, las parejas respondieron un cuestionario para saber si habían tenido otros hijos. El 17 por ciento de las parejas que habían tenido un hijo por FIV tuvo otro bebé sin ayuda, comparado con el 24 por ciento de las parejas que no habían tenido éxito con la FIV.

“Hay que recordar que infertilidad no quiere decir que no se puede concebir un hijo, sino que la posibilidad es baja o muy baja”, insistió Troude.

El doctor Johannes Evers, profesor de obstetricia y ginecología del Centro Médico de la Universidad de Maastricht, Holanda, señaló que la conducta de las parejas explicaría por qué la cantidad de embarazos naturales fue más alta en los casos en los que la FIV no había dado resultado.

“Las parejas que pudieron tener hijos habrían utilizado métodos anticonceptivos”, dijo Evers, que no participó del estudio.

Además, los hombres y las mujeres que eran más jóvenes tenían más posibilidad de tener un bebé naturalmente que las parejas con infertilidad sin una causa definida. En el 12-13 por ciento de las parejas participantes se desconocía la causa de la infertilidad. Para Troude, eso podría ser una buena señal para las parejas que quieren tener un bebé.

Evers consideró que los resultados “deberían tranquilizar a las parejas: la historia no termina si no pueden concebir con la FIV, en especial si la infertilidad es inexplicable”.

El método cuesta unos 15.000 dólares por ciclo y los seguros de salud no siempre lo cubren.

FUENTE: Fertility and Sterility, online 21 de abril del 2012.

Publicado en Público

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

3 × 2 =