De uno en uno, mucho mejor que de dos en dos

  • Los embarazos gemelares tienen más riesgo de prematuridad y otros problemas
  • Entre 1996 y 2009, la cifra de partos gemelares se multiplicó por más de dos
  • Detrás de ese aumento están los embarazos debidos a la reproducción asistida

Ainhoa Iriberri | Madrid

A los futuros padres que acuden a un centro de reproducción asistida les pueden parecer una bendición pero, en la actualidad, los embarazos múltiples se han convertido en uno de los caballos de batalla más importantes de los especialistas en reproducción asistida. Un nuevo estudio, publicado en la revista ‘Fertility and Sterility’, vuelve a poner de manifiesto que las gestaciones gemelares son más peligrosas para madre e hijo.

En el trabajo, llevado a cabo por especialistas del Sahlgrenska University Hospital de Gotemburgo, Suecia, se comparó el embarazo y parto de 1.912 madres. De ellas, 991 habían dado a luz gemelos tras habérseles transferido dos embriones; las 921 restantes habían tenido también dos hijos, pero gestados tras dos transferencias únicas separadas.

La diferencia más importante registrada se refirió a las tasas de prematuros. Mientras que un 47% de los gemelos llegaron al mundo antes de tiempo, el porcentaje se reducía al 7% en los embarazos unitarios. Algo similar sucedía con los nacimientos de bebés de bajo peso, que afectaron a un 39% de los gemelos y a menos de un 5% de los partos únicos.

Además, los gemelos fueron más proclives a presentar complicaciones en el sistema respiratorio, infecciones o ictericia, mientras que sus madres tenían entre dos y tres veces más preeclampsia -un trastorno asociado a la hipertensión arterial- y su riesgo de necesitar una cesárea fue de cuatro veces mayor.

Por debajo de la media europea

Sylvia Fernández–Shaw, responsable de la Unidad de Reproducción Humana García del Real, comenta que la transferencia única es “la asignatura pendiente de la reproducción asistida en España”, país en el que, reconoce, “se ha hecho un esfuerzo importante” para reducir los embarazos de trillizos, fruto de la transferencia de tres embriones, la máxima que permite la Ley.Porque, si bien es cierto que los especialistas tienen claro los beneficios de los partos sencillos frente a los múltiples, a la hora de la verdad no suelen optar por la transferencia única, como señala Fernández–Shaw, muy partidaria de esta práctica que en su centro se practica en el 40% de los casos. Se trata de unas cifras mucho mayores a los datos generales.

Según el registro de la Sociedad Española de Fertilidad, en 2010 la gran mayoría de los especialistas en reproducción optó por transferir dos embriones. Así se hizo en el 69% de las pacientes. Solo en un 17% de los casos se optó por la transferencia única.

Pero, además, como señala Fernández–Shaw, no a todas las pacientes englobadas en ese porcentaje se les implantó un único embrión por decisión conjunta de médico y paciente; esto solo sucedió en un 4% de los casos. En el resto, la decisión se debió a que solo había un embrión con posibilidades de evolucionar.

Como recuerda Fernández–Shaw, estos datos mantienen a España por debajo de la media europea, del 22,4%, y muy lejos de países con las mayores tasas de este tipo de transferencia embrionaria: Suecia, con un 69,5%, Finlandia (con un 62,1%) y Noruega (con un 52,9%). Lo resaltable es que en estos países, donde los embarazos gemelares se mantienen por debajo del 12%, las tasas de éxito de la FIV son muy similares.

“Un mensaje que se debe de dejar claro a las pacientes es que hacer dos transferencias únicas en lugar de una doble no supone tirar embriones; estos se congelan y se transfieren después”, aclara la especialista que añade que, por esta razón, “es muy importante contar con un buen laboratorio”.

El deseo de ser madres ante todo y la presión que puede suponer el precio elevado de la FIV serían los motivos detrás de esta tendencia a la transferencia doble, opina la especialista del centro madrileño.

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), entre 1996 y 2009, la cifra de partos gemelares se multiplicó por más de dos, de 4.433 a 9.965. “Es evidente que la reproducción asistida está detrás de este aumento”, comenta Fernández-Shaw que, no obstante, da un mensaje de tranquilidad a quienes finalmente optan por un embarazo múltiple: “La mayoría de los gemelos nacen sanos y los problemas muy graves no son frecuentes, pero lo son más que en los embarazos únicos”, concluye.

Publicado en El Mundo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Doce − Nueve =