Criopreservación de semen en casos de cáncer: ¿cómo y por qué realizarla?

Criopreservación de semen en casos de cáncer: ¿cómo y por qué realizarla?
Criopreservación de semen en casos de cáncer: ¿cómo y por qué realizarla?

¿Por qué realizar una criopreservación de semen?

Los avances terapéuticos en los últimos años han mejorado la supervivencia de pacientes con cáncer. El 5% de los cánceres tienen lugar en pacientes de menos de 35 años de edad. Actualmente, cerca del 85% de los tumores en niños y jóvenes pueden ser tratados con éxito, con una buena expectativa de vida (1,2).

Sin embargo, el tratamiento del cáncer (sea quirúrgico, radiológico o farmacológico) puede afectar severamente y ejercer efectos iatrogénicos durante largo tiempo en la fertilidad masculina (3). La radioterapia y quimioterapia comprometen la fertilidad,  esto a causa del efecto citotóxico que se ejerce en la gametogénesis. El grado de efecto gonadotóxico depende del tipo de régimen utilizado y la duración del tratamiento (4).

Numerosos estudios clínicos han demostrado claramente el efecto adverso que la terapia oncológica tiene sobre la fertilidad masculina (5-7).  La infertilidad puede ser reversible en algunos casos, pero no en todos, por lo cual  el grado de afectación no puede predecirse. Una media del 15 al 30% de los varones curados de cáncer permanecen azoospérmicos varios años después (8). Las enfermedades más frecuentes en los varones que acuden a un banco de semen para criopreservación espermática son: enfermedad de Hodgkin, cáncer de testículo, leucemia, linfoma no- Hodgkin y cáncer de tiroides (4).

La criopreservación del semen debería considerarse en situaciones en las cuales se va a aplicar un tratamiento que probablemente afecte a la fertilidad, como en el caso de las enfermedades mencionadas anteriormente.

Cuándo criopreservar las muestras de semen

La criopreservación de semen debe ofrecerse a todos los pacientes diagnosticados de cáncer tan pronto como sea posible y antes de iniciar cualquier terapia. Los diferentes especialistas implicados en los tratamientos deben conocer, antes de empezar la quimioterapia o radioterapia, los procedimientos que probablemente afectarán la fertilidad, y el manejo del post-tratamiento de la infertilidad.

Esto, sin embargo, no siempre ocurre. Se ha publicado que, si bien el 91% de los oncólogos están de acuerdo en que la criopreservación debe ofrecerse a todos los varones oncológicos, sólo el 10% la ofreció siempre, y solo en un 27% en ocasiones (13). La criopreservación de semen puede realizarse en pacientes con cáncer de testículo después de la orquiectomía unilateral (7).

Es aconsejable que los pacientes congelen tantas muestras de semen como sea posible antes de comenzar el tratamiento oncológico. Sin embargo, esto dependerá de la antelación con la que hayan sido remitidos a un Banco de Semen y de las características iniciales del eyaculado. En caso de disponer de tiempo suficiente antes del tratamiento,   factores  tales como el  volumen,  concentración espermática y movilidad serán decisivos para el número de congelaciones. En pacientes normozoospérmicos, 3 o 4 eyaculaciones son suficientes para su utilización posterior. En muestras patológicas, cuantas más dosis se congelen, más posibilidades futuras de recuperación espermática existirán.

La mayoría de las veces, la urgencia de los oncólogos para comenzar el tratamiento es el factor decisivo para referir a los pacientes al banco de semen. Sin embargo, cabe recordar que incluso una única muestra de semen de calidad limitada es suficiente para realizar varios ciclos de ICSI. La congelación de semen con el sistema de píldoras (16) permite descongelar varias bolitas para distintos procedimientos.

Requerimientos de la muestra

1. Recipientes y colectores: Los recipientes que se recomiendan para la colección son frascos de polipropileno de boca ancha con tapa de rosca de polipropileno, estéril e individual con capacidad de aproximadamente 160 ml. Otro tipo de material tendrá que ser sometido a pruebas de toxicidad y sobrevivencia espermática a fin de descartar un efecto tóxico sobre las células.

2. Colección de la muestra: El  único método aceptado para la colección es por masturbación por ser el único que permite la colección completa. En los casos en que el paciente no pueda recolectar la muestra por este método podrá utilizar preservativos “Male factor pack (corne sa de cv)”,  diseñados específicamente para este propósito, libres de lubricantes y espermicidas, pero con el inconveniente de que pueda romperse y derramarse su contenido. En ningún caso deberá aceptarse la obtención por coito interrumpido debido a que la muestra sería incompleta, puesto que se pueda perder la primera fracción del eyaculado, que es la que contiene el mayor concentrado de espermatozoides. Además, es necesario señalar que las secreciones vaginales contaminan la muestra seminal.

3. Traslado de la muestra: Las muestras colectadas en el hogar deben entregarse máximo 1 hora después de haber sido obtenidas ya que más tiempo del indicado incrementa la muerte celular y la composición bioquímica se altera  por actividad de las hidrolasas seminales.  La muestra no se deberá someter a temperaturas extremas pues bajas temperaturas causan inmovilización de espermatozoides y altas temperaturas ocasionan daño espermático, alteraciones bioquímicas e incremento bacteriano.

4. Recepción de muestras: Al recibir las muestras debe de efectuarse un interrogatorio sobre la abstinencia sexual, colección completa de eyaculado, edad del paciente, frecuencia de relaciones sexuales por semana, tiempo, hora de colección y hora de procesamiento. Las muestras deben rotularse debidamente con el nombre y código, así como los estudios requeridos para cada muestra.

Un artículo de Q. Mónica Verona para México Fértil y el Centro de Fertilidad Humana en México.

BIBLIOGRAFÍA

1.         Aslam I, Fishel S, Moore H, Dowell K, Thornton S. Fer- tility preservation of boys undergoing anti-cancer            92. therapy: a review of the existing situation and pros- pects for the future. Hum Reprod 2000;15:2154-9.

2.         Colpi G, Contalbi GF, Nerva F, Sagone P, Piediferro G. Testicular function following chemo-radiotherapy. Eur J Obst Gynecol Reprod Biol 2004;113 Suppl 1: S2- S6.

3.         Meistrich ML. Restoration of spermatogenesis by hor- mone treatment after cytotoxic therapy. Acta Paediatr Suppl 1999;88:19-22.

4.         Agarwal A, Ranganathan P, Kattal N, Pasqualotto F, Hallak J, Khayal S, Mascha E. Fertility after cancer: a prospective review of assisted reproductive out- come with banked semen specimens. Fertil Steril 2004;81:342-8.

5.         Naysmith TE, Blake DA, Harvey VJ, Jonhnson NP. Do men undergoing sterilizing cancer treatments have a fertile future? Hum Reprod 1998;13: 3250-5.

6.         Lass A, Akagbosu F, Abusheikha N, Hassouneh M, Blayney M, Avery S, Brinsden P. A programme of semen cryopreservation for patients with malignant disease in a tertiary infertility centre: lessons from 8 years’ experience. Hum Reprod 1998;13:3256-61.

7.         Kamischke A, Jurgens H, Hertle L, Berdel WE, Niesch- lag E. Cryopreservation of sperm from adolescents

and adults with malignancies. J Androl 2004;25: 586-

8.         Schrader M, Muller M, Straub B, Miller K. The impact of chemotherapy on male fertility: a survey of the bio- logic basis and clinical aspects. Reprod Toxicol 2001;15:611-7.

9.         Blasco L. The reproductive needs of the cancer patient. www. Oncolink. -u-penn.edu/ psychosocial/ sexuality/ reorid.htlm.

10. McCaffreyJ,BajorinFF.Therapyforgoodriskgerm cell tumors. Semin Oncol 1998;25:186-93.

11. PontJ,AlbrechtW.Fertilityafterchemotherapyfor testicular germ cell cancer. Fertil Steril 1997;68:1- 5.

12. CordianoV.LinfomadiHodgkin.www.fiscali.it/ema- tologia/pub/hodgkin.htlm

13. Horning SJ, Hoppe RT, Hacock SK, Rosenberg SA. Vinblastine, bleomicin and metrotrexate: an effective adjuvant in favorable Hodgkin ́s disease. J Clin Oncol 1988;6:1822-31.

14. Núñez R, Vázquez I, Alsina J, Luengos A, Caballero P. Criopreservación de semen en pacientes con cán- cer. Revista Actualidad Andrológica 1996.

15. Ash P. The influence of ratidation on fertility in man. Br J Radiol 1980;53:271-8.

16. Núñez R. Calonge S, Cortés S, Agustí, Caballero P. Influencia del procesamiento de las muestras de biop- sia testicular en los resultados de ICSI. Actualidad Andrológica 2002;10:13-21.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

cuatro × cuatro =