Criopreservación de gametos, opción para jóvenes que padecen cáncer, dicen expertos

espermatozoide-670xXx80-1Carolina Gómez Mena
Periódico La Jornada
Viernes 25 de octubre de 2013, p. 41
Alrededor de 80 por ciento de quienes son sometidos a tratamientos oncológicos pueden experimentar infertilidad como efecto secundario de estos procedimientos. No obstante, especialistas en reproducción asistida aseguraron que tanto mujeres como hombres que se encuentran en estas circunstancias pueden preservar su fertilidad mediante la criopreservación de sus óvulos y espermatozoides.

En conferencia de prensa con motivo del Día Internacional de Lucha contra el Cáncer de Mama, José Enrique Islas, director del Instituto Especializado en Infertilidad y Medicina Reproductiva (Insemer), precisó que hasta 25 por ciento de todos los tumores malignos afectan a mujeres en edad reproductiva, muchas de las cuales aún no han tenido embarazos, por lo que señaló que es un tema prioritario orientar a quienes deseen tener hijos después de su tratamiento oncológico a que valoren la reproducción asistida y la criopreservación de sus gametos.

Abraham Martínez, especialista en ginecología y obstetricia del Instituto Nacional de Perinatología, y director médico del Insemer, precisó 15 por ciento de los casos de cáncer de mama se van a presentar en mujeres de entre 25 y 40 años, que es la edad reproductiva, y derivado de ello, es muy importante que las pacientes sepan que pese al tratamiento oncológico pueden tener una ventana de tiempo para preservar sus gametos, y en el futuro, una vez que hayan tenido la resolución de su cáncer, tener hijos, dijo.

Subrayó que quienes son sometidas a tratamientos contra el cáncer o han sido diagnosticadas, no están imposibilitadas de recibir un tratamiento para lograr un embarazoposterior, para lo cual el primer paso es la estimulación hormonal.

“Los programas de estimulación ovárica controlada se realizan en 10 o 12 días, y la finalidad es producir mayor cantidad de óvulos para criopreservarlos y luego hacer una fecundación in vitro. El tratamiento hormonal no está asociado al desarrollo de cáncer (tendría que realizarse durante años) y una paciente que ya tuvo algún tumor sí se puede someter a este tipo de tratamiento, evidentemente bajo una vigilancia muy estrecha”, adviritió.

Publicado en La Jornada

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

quince − Doce =