Comer bien para mejorar la fertilidad

Comer bien para mejorar la fertilidad
Comer bien para mejorar la fertilidad

La alimentación es uno de los grandes pilares donde se asienta la salud. Enfermamos si comemos en exceso o tomamos alimentos poco saludables y también si comemos demasiado poco y no somos capaces de aportar todos los nutrientes necesarios para tener la máquina a punto. Cada vez más, pedimos a los alimentos que aparte de cumplir el papel para el que están concebidos, es decir alimentarnos, cumplan cometidos especiales en base ciertos componentes específicos que poseen y nos ayuden a mejorar la salud. Esto es lo que llamamos alimentos funcionales que no solo alimentan, sino que nos ayudan a prevenir enfermedades, y mejorar funciones vitales.

Hoy la fertilidad está viéndose afectada por múltiples variables como son la edad a la que decidimos tener hijos, el estrés, tóxicos ambientales y como no, “la buena o mala alimentación”. Un 10% de mujeres y hasta un 8% de los hombres tiene problemas de infertilidad relacionados con la calidad y cantidad de óvulos o espermatozoides y aunque la alimentación no sea la causa directa si puede influir indirectamente. Tanto la obesidad por comer en exceso o por comer mal, como la malnutrición por no comer suficiente disminuyen la fertilidad.

Una buena alimentación como es la dieta mediterránea ha demostrado mejorarla. Pero además sabemos que ciertos componentes presentes en algunos alimentos son aliados imprescindibles cuando hay problemas de fertilidad. Estas son sustancias capaces de incidir específicamente en la salud de nuestras células reproductoras y mejorar su funcionamiento. Diversas publicaciones en revistas científicas importantes como Human Reproducction, Obstetrics & Gynecology, Biology reproducción, etc, lo avalan.

Plátanos: Ricos en potasio, mejoran la tensión arterial y estimulan la fertilidad en hombres y mujeres. Además son ricos en vitamina B6 importante regulador hormonal y del ciclo menstrual.

Zanahorias: El contenido en carotenos y licopenos de las zanahorias ha demostrado mejorar la movilidad y tamaño de los espermatozoides. Por tanto tomar zanahorias es recomendable en varones, les mejora la cantidad y calidad del esperma hasta en un 8%.

Verduras de hoja verde: Espinacas, lechugas, rúcula, o brécol, ricos en ácido fólico y vitaminas del grupo B, disminuyen el número de abortos, mejoran la calidad del esperma y disminuyen problemas genéticos en los niños.

Lentejas: Aportan importante cantidad de hierro, imprescindible en la fertilidad femenina.

Mejillones o almejas: Aportan vitamina B12 que ayuda a la implantación del óvulo fecundado. También aportan selenio que protege al huevo de los radicales libres que son oxidantes.

Nueces: Útiles en la fertilidad masculina. Aportan ácidos grasos omega-3 y zinc, lo que además de mejorar la calidad del esperma incrementa los niveles de testosterona, hormona masculina necesaria para una buena fertilidad.

Fuente: blogs.periodistadigital.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

1 × 5 =