Baja fertilidad en Italia

Las parejas deciden casarse después de los 30 años y tienen sólo un hijo. En contraste, Las adolescentes si se embarazan

ROMA, Italia, junio 28, 2012.- Italia está teniendo un doble récord: por un lado, el de la elevada tasa de infertilidad de las parejas italianas y, por el otro, el boom de embarazos en las mujeres jóvenes y, sobre todo, en las adolescentes.

En el primer caso, de acuerdo a los expertos, hay que buscar la baja fertilidad en estilos de vida pocos sanos y en el aumento de la edad media, en que las mujeres italianas tienen su primer hijo.

En el segundo caso, las adolescentes se embarazan debido a una escasa educación sexual y a la falta de información, lo que en esta era digital parece paradójico.

De acuerdo a la European Society of Contraception and Reproductive Health, que acaba de realizar un congreso en Atenas, Italia es un país que hace menos hijos cada día: se ha visto que las mujeres italianas empiezan a tener hijos después de los 30 años. La media nacional es de 1.2 hijos por mujer.

Este hecho es uno de los principales motivos del aumento de los casos de infertilidad. Se estima que en Italia una de cada 7 parejas tiene problemas. Es un número importante que va de la mano con el aumento creciente en los últimos años, de las personas que se someten a las diferentes formas de fecundación artificial.

En 2006 las parejas italianas que recurrieron a estas técnicas fueron 46 mil; actualmente son 65 mil.

La escasa fertilidad también es provocada, en los hombres, por estilos de vida equivocados, por infecciones, alteraciones hormonales o problemas metabólicos.

Según Luciano Negri, especialista de la Unidad Operativa de Medina de la Reproducción del Instituto Clínico Humanitas de Milán, entre los estilos de vida erróneos, se encuentran la vida sedentaria y una alimentación sin fruta. Se ha comprobado que dejar de fumar y el controlar el peso pueden ayudar.

Por lo que se refiere al boom de los embarazos “juveniles”, se ha visto que de las 360 mil pastillas del día siguiente, que se venden en Italia, casi el 55 por ciento es utilizado por jóvenes con menos de 20 años. Se calcula que cada año hay 10 mil embarazos no deseados en personas de esa edad. Esta situación evidencia una muy escasa información relativa a la contracepción.

Según Alessandra Graziottin, director del Centro de Psicología Médica y Sexología del Hospital San Rafael Resnati, la pastilla anticonceptiva es utilizada por el 16 por ciento de la población. Se trata de uno de los porcentajes más bajos en Europa. En este caso, las muchachas jóvenes son las más vulnerables.

De acuerdo al congreso de Atenas, los jóvenes tienen no sólo poca información, sino incluso, información equivocada, como por ejemplo, que no pueden embarazarse durante su primera relación sexual. También creen que la pastilla engorda y provoca celulitis.

Fuente y foto: Televisa

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

12 − cinco =